Casi lista la primera planta de Audi e-gas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Casi lista la primera planta de Audi e-gas

COMPARTIR

···
Empresas

Casi lista la primera planta de Audi e-gas

06/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
José Antonio Durán
 
El próximo verano Audi pondrá en marcha en Werlte, una planta de producción de e-gas, el cual es un gas natural sintético que se transportará a través de la red pública de gas natural a las estaciones de servicio de GNC (Gas Natural Comprimido) que hay en toda Alemania. Para ello se ha trasladado de una punta a otra del país un reactor de metanización, que ha sido fabricado por MAN, otra empresa del Grupo, en la localidad de Deggendorf.
 
Esta será la primera planta industrial para la producción de un combustible revolucionario conocido como e-gas. Con ello, la empresa alemana de los cuatro aros se convertirá en el primer fabricante de automóviles en construir una planta que produce combustibles sostenibles, informó la compañía.
 
La planta de e-gas se construye en un terreno que ocupa 4,100 m2, sobre la base de una energía verde, en la que se utiliza hidrógeno generado de forma respetuosa con el medio ambiente y CO2. Adicionalmente, la planta producirá gas que podrá ser introducido en la red de suministro de gas natural de la ciudad.
 
“Esta tecnología abre nuevas posibilidades para la movilidad sostenible y la industria de la energía en el futuro. El proyecto e-gas marca una transición hacia formas alternativas de energía para los automóviles”, dijo Reiner Mangold, director de Desarrollo Sostenible de Producto de AUDI AG.
 
Este proyecto tiene como objetivo la movilidad sin emisiones de CO2. Para ello es necesario el uso de fuentes de energía alternativas, como la energía eólica, para generar electricidad. Y hay un exceso de viento en el norte de Alemania.
 
Cuando el combustible se quema en el motor, una cantidad de CO2 equivalente a la absorbida previamente se libera de nuevo. El resultado es un ciclo de CO2 completamente cerrado, lo que significa un comportamiento sobresaliente desde el punto de vista medio ambiental.
 
El terreno que Audi posee en Werlte sigue en construcción, pero en cuanto la nieve se derrita, la planta iniciará su periodo de pruebas, que se completarán hacia el verano de 2013. A partir de ese instante, se suministrarán anualmente unas 1,000 toneladas métricas de e-gas a través de la red pública de gas natural.
 
La planta está preparada para absorber alrededor de 2,800 toneladas métricas de CO2 cada año, lo que equivale aproximadamente a la misma cantidad que absorben 224,000 árboles. Y el primer vehículo de producción en serie que funcionará con este innovador combustible también está en proyecto: el Audi A3 Sportback TGNC que ayudará a abrir el camino hacia un futuro prometedor.
 
A largo plazo, 1,500 vehículos propulsados por gas natural comprimido recorrerán 15,000 kilómetros cada uno con un balance neutro de emisiones de dióxido de carbono, gracias al e-gas producido en Werlte.
 
La planta de e-gas en Werlte resolverá una cantidad de problemas considerables relacionados con la revolución de las energías renovables: entre otros, el almacenamiento de excedentes de electricidad. En la actualidad, la red energética no puede siempre transmitir electricidad suficiente desde la costa norte de Alemania hasta las localidades del sur del país que requieren grandes cantidades.
 
Una vez que se hayan instalado las unidades de electrolisis, se montará y se conectará el reactor de metanización, una unidad especial con 16 metros de altura suministrada por MAN, una empresa asociada al Grupo VW. La producción de e-gas comenzará a principios de 2013, y el suministro de e-gas a la red pública de gas natural, a mediados de 2013, informó la compañía.