Broadcom insiste en adquirir Qualcomm, pero ésta se resiste
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Broadcom insiste en adquirir Qualcomm, pero ésta se resiste

COMPARTIR

···
menu-trigger

Broadcom insiste en adquirir Qualcomm, pero ésta se resiste

bulletLa compañía tecnológica aseguró que su oferta por 121 mil millones de dólares es la "mejor y última", pero la empresa de chips no cede.

Bloomberg Por Ian King
09/02/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Broadcom anunció este viernes que su propuesta de adquirir Qualcomm por 121 mil millones de dólares es la “mejor y última” oferta después de que la junta directiva del objetivo de adquisición rechazó en forma unánime la oferta mejorada, dejando que probablemente sean los accionistas quienes decidan el mes próximo el futuro de la propuesta de compra hostil.

El máximo responsable de Broadcom, Hock Tan, instó a Qualcomm a reunirse este fin de semana para discutir la oferta de 82 dólares por acción y planteó como incentivo la perspectiva de un resarcimiento por cancelación de 8 mil millones dólares en una carta a Paul Jacobs, presidente de la junta directiva.

Tan dijo que lo “sorprendía” que el objetivo de adquisición no estuviera dispuesto a reunirse hasta el martes, después de la reunión programada de las compañías con los asesores de voto Glass Lewis e ISS.

La oferta “subvalúa considerablemente” a Qualcomm y “está muy lejos del firme compromiso normativo” indispensable para obtener el apoyo para una transacción semejante, detalló la compañía con sede en San Diego el jueves en un comunicado.

El acuerdo adoptaría la forma de 60 dólares en efectivo y el resto en acciones de Broadcom, un salto del 17 por ciento respecto de su oferta inicial de noviembre de 70 dólares por acción, que Qualcomm también rechazó.

Con este segundo rechazo por parte de Qualcomm de la propuesta de Broadcom, la atención se centra en una votación de los accionistas que tendrá lugar el 6 de marzo donde se determinará si se reemplaza a la junta directiva del fabricante de chips para teléfonos inteligentes por los propios candidatos de Broadcom.

La votación representará una elección entre la estrategia de Broadcom, a las órdenes de Tan, de adquirir empresas y centrarse en aumentar las ganancias, y la promesa de la dirección de Qualcomm de un futuro crecimiento impulsado por la inversión en nuevos productos y tecnología.

“Su propuesta es inferior a nuestras perspectivas como compañía independiente y está muy por debajo de los múltiplos tanto de negociación como de transacciones de nuestros sectores”, escribió Jacobs en una carta abierta a Tan de Broadcom.

La oferta de Broadcom por la compañía más grande constituye la jugada más audaz de Tan luego de una serie de operaciones que ya convirtieron a su empresa en uno de los proveedores de semiconductores más grandes del mundo.

Él quiere a Qualcomm por su división líder de chips modernos para teléfonos inteligentes, un ejemplo de lo que él define como una “franquicia” que seguirá dominando su sector. Al mercado le gusta lo que Tan ha hecho hasta ahora. La acción de su empresa, anteriormente llamada Avago Technologies, terminó 2009 en 18.29 dólares. Actualmente se negocia a más de 229 dólares.

La afirmación de Qualcomm de que el futuro del fabricante de chips es más brillante como compañía independiente se ha vuelto menos convincente, dados los múltiples problemas acumulados en los dos últimos años. La mayor preocupación se centra en el negocio lucrativo de otorgamiento de licencias de tecnología de de la compañía.

Qualcomm advirtió este viernes que podría perder dos grandes clientes si aceptaba una nueva oferta de compra del fabricante de microprocesadores Broadcom y dijo que veía dificultades en la aprobación regulatoria de un potencial acuerdo.

En un comunicado en respuesta a la más reciente oferta de Broadcom, el fabricante de microprocesadores para teléfonos inteligentes planteó preocupaciones sobre una cláusula en caso de que el acuerdo no se concrete y temas antimonopolio no especificados.

"Broadcom ignora completamente la realidad de que en los últimos cinco años varias fusiones internacionales grandes y complejas que involucraron a múltiples reguladores han tomado más de 18 meses. Y en ese momento no hay un paso 'siguiente'", explicó Qualcomm.

El comunicado dijo que dos clientes por un valor de más de mil millones de dólares anuales en ventas de microprocesadores habían dicho a la empresa que estaban inclinados a retirarles los diseños a la compañía si avanzaba el acuerdo con Broadcom.

"Esto se debe a su falta de confianza en la capacidad de Broadcom de continuar siendo líder en tecnología", indicó.

Con información de Reuters.