Boeing recomienda entrenamiento en simulador para pilotos del 737 MAX
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Boeing recomienda entrenamiento en simulador para pilotos del 737 MAX

COMPARTIR

···
menu-trigger

Boeing recomienda entrenamiento en simulador para pilotos del 737 MAX

bulletDespués de que ese modelo de aeronave tuviera dos accidentes mortales, las aerolíneas tendrán que capacitar a sus pilotos, lo cual, estiman analistas, resultará costoso y causará dificultades logísticas.

Bloomberg
08/01/2020
Actualización 07/01/2020 - 23:08
El Boeing 737 Max ha estado involucrado en dos accidentes fatales.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Boeing recomendó que las aerolíneas sometan a los pilotos a un entrenamiento en simulador antes de que vuelen el 737 Max, un cambio sorprendente que pretende tranquilizar al público sobre la seguridad del avión de dicha compañía, que ha tenido dos accidentes mortales.

El cambio en las opiniones de Boeing amenaza con causar más demoras operativas a las aerolíneas, que enfrentarían nuevos obstáculos logísticos a medida que se apresuran a preparar a los pilotos para reanudar el vuelo de dicho avión, que actualmente ha sido sacado de operación.

El fabricante de aviones ha notificado a la Administración Federal de Aviación (FAA) de su recomendación, órgano regulador que tomará la decisión final sobre los métodos de entrenamiento para el Max.

Con este cambio, Boeing está abandonando su postura de que los pilotos de un modelo 737 más antiguo sólo necesitarían un curso corto de computadora para volar el Max. Ese fue un punto de venta crucial antes de que se pusiera fuera de operación al modelo, ya que las aerolíneas podrían evitar sacar a los aviadores del campo para hacer costosas sesiones de simulador.

Pero después de resultados menos que estelares cuando los pilotos de las aerolíneas probaron los sistemas Max actualizados el mes pasado, Boeing está cambiando de táctica en un intento por tranquilizar a los órganos reguladores, pilotos y tripulaciones de vuelo.

"Boeing está tomando la iniciativa", dijo Richard Aboulafia, analista aeroespacial de Teal Group. "Será costoso, consumirá mucho tiempo, pero vale la pena".

Boeing avanzó 1.1% en sus acciones a $337.28 al cierre en Nueva York. Las acciones de la compañía han caído un 20% desde el segundo accidente del 737 Max, lo cual fue su mayor caída en el Dow Jones Industrial Average.

Dicho accidente fue cuando un avión 737 Max de Ethiopian Airlines cayó del cielo el 10 de marzo, menos de cinco meses después de que un avión de Lion Air, del mismo modelo, se accidentara al despegar de la costa de Indonesia. Los choques mataron a 346 personas.

"La confianza del público, los clientes y las partes interesadas en el 737 Max es de vital importancia para nosotros", dijo Greg Smith, director ejecutivo interino de Boeing, en un comunicado difundido este martes. "Con ese enfoque, Boeing ha decidido recomendar el entrenamiento en simulador Max combinado con entrenamiento en computadora para todos los pilotos antes de devolver el Max de manera segura al servicio".

Las sesiones obligatorias del simulador serán costosas y podrían agregar otro mes de demoras antes de que las aerolíneas agreguen 737 Max a sus horarios, dijo Aboulafia.

Eso creará nuevos dolores de cabeza previo a la ajetreada temporada de viajes de verano, y una disputa adicional entre Boeing, con sede en Chicago, y las aerolíneas sobre quién pagará los costos. Tan sólo en las tres compañías estadounidenses que operan el Max, hay más de 18,000 pilotos que estaban calificados para volar el avión antes de que se le sacara de operación en marzo y que ahora deberán ser entrenados nuevamente.

Minimizar la capacitación había sido un enfoque para los ingenieros de Boeing durante el desarrollo, que duró seis años, del Max, con el argumento de que contaba con motores más eficientes en combustible. Los equipos de ventas enfatizaron que los pilotos ya certificados para el 737 serían elegibles para volar después de completar un curso corto de iPad.

Pero ese enfoque de entrenamiento, junto con el diseño del avión, se convirtió en objeto de un intenso escrutinio después de los accidentes.

Los motores más grandes del Max tenían que colocarse de manera diferente en el ala, lo que requería un sistema de software conocido como MCAS, que tenía la intención de hacer que el Max se manejara de manera similar a la generación anterior de aviones 737 cuando los aviones se acercaban a un puesto aerodinámico.

El software, que no había sido revelado a los pilotos, se activó accidentalmente y abrumó a las tripulaciones de vuelo de Lion Air y Ethiopian Airlines.

El jefe del regulador de aviación de Indonesia, Polana Pramesti, dijo el miércoles que el país hará que la capacitación en simuladores sea obligatoria para el regreso al servicio del Max. La autoridad está esperando los resultados de la revisión de la FAA antes de permitir que el avión vuelva a volar, le dijo a Bloomberg.

Sesiones de diciembre

Después de resistir por mucho tiempo, Boeing finalmente decidió recomendar el entrenamiento de Nivel B, que incluye sesiones de simulador, luego de invitar a los pilotos de las aerolíneas a probar el rediseñado software de control de vuelo Max a principios de diciembre.

Asistieron a las sesiones del simulador pilotos de American Airlines, Southwest Airlines, United Airlines Holdings y Grupo Aeromexico, dijeron personas familiarizadas con el asunto. Los reguladores de la Unión Europea, Canadá y otros países vieron los procedimientos en circuito cerrado de televisión.

Más de la mitad de los pilotos en la prueba no realizaron correctamente los procedimientos de emergencia a pesar de haberse sometido a un módulo de capacitación basado en computadora, dijo una de las personas, que no estaba autorizada para hablar sobre el tema y pidió no ser identificada.

Ninguna de las tripulaciones de vuelo en las pruebas del simulador de diciembre realmente estrelló sus aviones. Pero algunos pilotos no reconocieron de inmediato el tipo de falla que llevó a la aeronave a hundirse automáticamente en ambos accidentes, dijo la persona. Otros no respondieron adecuadamente a las indicaciones de que el avión estaba proporcionando lecturas erróneas de velocidad, dijo la persona.

Impacto en aerolíneas

Es probable que el impacto de los nuevos requisitos del simulador varíe significativamente de una aerolínea a otra, dijo John Cox, un ex piloto de la aerolínea 737 que es presidente de Sistemas Operativos de Seguridad.

La interrupción debería ser relativamente menor para Air Canada, que no había volado generaciones anteriores del 737 antes de agregar el avión Max a su flota. Sus pilotos probablemente habrían necesitado un curso de actualización en el simulador, independientemente de la decisión de la FAA, y la nueva capacitación se puede implementar en otras sesiones con relativa facilidad, dijo Cox.

Las aerolíneas con un gran cuerpo de pilotos 737 pueden considerar establecer un grupo más pequeño de pilotos para volar el Max, al menos inicialmente, dijo.

United, que ha eliminado al Max de su horario hasta principios de junio, es probable que adopte un horario de entrenamiento continuo para sus 737 pilotos, por lo que tendrá tripulaciones listas para volar una vez que los reguladores certifiquen el regreso del avión al servicio.

La aerolínea con sede en Chicago también ha estado considerando si requerirá tiempo adicional de entrenamiento en simulador para sus 737 pilotos, independientemente de la decisión final de la FAA. La aerolínea tiene un simulador en su centro de capacitación de Denver y tendrá tres más este trimestre.

"Si bien hemos dejado claro que en United se ha considerado la necesidad de capacitación en simuladores para nuestros pilotos, apoyamos el proceso en curso y seguiremos esperando los requisitos de capacitación específicos de la FAA", dijo el portavoz de United Frank Benenati en un correo electrónico.

Riesgo de cuello de botella

Southwest, el operador más grande de Max, se negó a comentar si la capacitación requerida en el simulador obligará a la compañía a crear un grupo separado de pilotos que serán los únicos entrenados para volar el Max. Una parte clave del modelo de negocio de Southwest es hacer que sus pilotos puedan volar cada variante en la flota de los 737 de la compañía.

"Hemos estado evaluando todos los escenarios posibles, pero aún es demasiado pronto para comentar un camino hacia adelante o un impacto potencial sin conocer la recomendación final", dijo Brandy King, portavoz de Southwest.

Un nuevo requisito de capacitación probablemente crearía cuellos de botella, dijo Greg Bowen, capitán de la aerolínea con sede en Dallas y presidente del comité de capacitación y estándares de la Asociación de Pilotos de Southwest Airlines.

"Lo que no sabemos, ni siquiera podemos comenzar a adivinar, es cuánto tiempo nos llevará hacer eso", dijo Bowen. “Una sesión de simulador típica es de cuatro horas. ¿La cantidad de capacitación requerida va a necesitar cuatro horas, o son solo dos horas o una hora? No lo sabemos ".

Con la asistencia de Justin Bachman, Harry Suhartono y Will Davies