'Avengers Endgame' y 'Toy Story 4' salvaron a las salas de cine en 2019 frente a batalla Netflix-HBO Go
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Avengers Endgame' y 'Toy Story 4' salvaron a las salas de cine en 2019 frente a batalla Netflix-HBO Go

COMPARTIR

···
menu-trigger

'Avengers Endgame' y 'Toy Story 4' salvaron a las salas de cine en 2019 frente a batalla Netflix-HBO Go

bulletEste año se vendieron 338 millones de boletos, mientras que el número de usuarios de servicios de producciones 'on demand' fue de 17.6 millones de personas.

Ana Luisa Gutiérrez
20/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Este año, producciones como Avengers Endgame y Toy Story 4 salvaron a las salas de cine, que enfrentan una dura pelea con el contenido que generan plataformas on demand como Netflix, Amazon Prime, HBO Go y Hulu.

Hasta el 15 de diciembre de 2019, las salas cinematográficas del país recaudaron 18 mil 334 millones de pesos anuales, mientras que el contenido llamado Over the Top (OTT) generó cerca de 3 mil 681 millones de pesos, lo que significa apenas una quinta parte de lo que vende el “séptimo arte” en México.

“Este año tenemos una taquilla histórica tanto global como de cine mexicano. Se van a vender boletos como nunca en la historia de México y no sólo es un fenómeno en el país sino en todo el mundo y esto tiene que ver básicamente con la oferta de productos que hubo en el año”, aseguró Tábata Vilar Villa, directora de Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).

Al cierre de 2019, las salas de exhibición reportaron un alza de 14.6 por ciento en ventas en México, en tanto que los ingresos del contenido de video streaming crecieron 4 por ciento, esto de acuerdo con datos de la Canacine y Statista.

Ante esto, Vilar Villa aseguró que el cine no se ha visto afectado por las plataformas streaming, debido a que ambos negocios desarrollan contenidos pensados para cada uno de sus formatos.

“Quizá esta competencia no sea tan grande porque al final son diferentes formas o medios en que se puede consumir un producto, habrá productos como son las series que uno preferirá ver en casa y otro tipo de productos donde uno sí prefiere salir o acudir a una sala de cine”, detalló Vilar.

Este año se vendieron 338 millones de boletos, un aumento de 7 por ciento, con respecto al año pasado, en tanto que el número de usuarios de servicios de producciones on demand fue de 17.6 millones de personas, lo que representa un crecimiento de 10 por ciento, de acuerdo con datos de Canacine y Statista, respectivamente.

Ernesto Piedras, director de la consultora The CIU, explicó que un elemento que desincentiva la afluencia a las salas de exhibición es el precio de los boletos, aunado al cambio generacional y tecnológico que ha empoderado a los usuarios que ahora definen cómo, cuándo y qué quieren ver.

“Ahora vemos más cine que nunca porque nos hemos convertido en audiencias multipantallas, y en eso las OTT son una disrupción monetaria, pagas 150 pesos (por contenido streaming) para ver una gama de contenidos por renta fija, eso las hace más atractivas, frente a una entrada de cine”, aseveró.

En este sentido, la “Primera Encuesta 2019, Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones” elaborada por el IFT arrojó que 33.4 por ciento de los participantes del sondeo dijo usar su cuenta de OTT entre tres y cinco horas diariamente, mientras que 54.9 por ciento comentaron que la utilizan por hasta dos horas al día.

La búsqueda por desarrollar productos con alta expectativa entre los consumidores tanto para la industria del cine como para plataformas streaming, ha derivado en que las producciones suban sus costos.

Piedras dijo que algunos productores han empezado a ver este efecto, pues ahora los contenidos que se desarrollan para plataformas exigen que las escenas sean más cortas y eso eleva su costo.

Mientras que la directora de Canacine dijo que otro efecto que ha visto es que también aumentó la competencia por contar con el mejor talento para las producciones, porque parte del esto determina el éxito de un contenido.

Sobre los casos como el de Roma, The Irishman y Marriage Story que se estrenaron en algunas salas de cine y posteriormente en Netflix –pero fueron excluidas de la mayoría de las salas comerciales–, la directora de Canacine expresó que la labor de su sector es brindar la mejor experiencia, ya que reconoció que este tipo de competencia siempre habrá.

“Lo que pasa es que buscan más suscriptores (las plataformas OTT), como ellos no venden en taquilla generan este tipo de productos exclusivos y esta es la realidad que existe, pero si todas las plataformas (...) empiezan a sacar sus productos directamente en sus plataformas entonces, sí habría una afectación importante en el cine”, dijo la directora de Canacine.

Al respecto, Piedras dijo que lo que hace Netflix con este tipo de producciones no es desleal, pero sí obliga a los usuarios a suscribirse a una sola plataforma.

“No es desleal, está aprovechando la continuación tecnológica y el marco legal, pero igual si sus producciones no llegan a las salas de cine no puede exigir que después lleguen a la sala de cine o en tv. Legalmente es una discusión muy compleja como hasta qué punto es competencia efectiva y derechos de las audiencias”, dijo. Este año, producciones como Avengers Endgame y Toy Story 4 salvaron a las salas de cine, que enfrentan una dura pelea con el contenido que generan plataformas on demand como Netflix, Amazon Prime, HBO Go y Hulu.