Empresas

Autoservicios y departamentales pierden 21% de las rentas de locales

Los ingresos por arrendamiento de Sanborns, La Comer, Liverpool, Soriana y Chedraui bajaron 43, 28, 27, 25 y 19%.

Durante 2020, las cadenas de autoservicio y departamentales Chedraui, La Comer, Soriana, Liverpool y Sanborns dejaron de recibir mil 864.3 millones de pesos en sus ingresos por concepto de arrendamiento a locatarios en sus tiendas, afectados por los descuentos y apoyos en pagos de renta que les ofrecieron para evitar incrementar la desocupación.

El año pasado las cinco cadenas reportaron ingresos por 7 mil 136 millones de pesos por arrendamiento a locatarios, una caída de 21 por ciento anual, frente a las entradas de 9 mil millones de pesos del 2019.

"Tuvieron que ser condescendientes con sus arrendatarios como medida de apoyo para garantizar la relación a largo plazo, porque si tienen que salir del negocio se vuelve un problema de nivel de ocupación, que podría no recuperarse tan rápido", indicó Valentín Mendoza, subdirector de análisis de Banorte.

Chedraui, La Comer y Soriana en conjunto arrendan mil 118 locales ocupados por pastelerías, heladerías, cerrajeros, tintorerías, cafeterías, dulcerías o negocios de ventas de calzado, ropa y accesorios, entre otros rubros, que sufrieron caídas en ventas por la reducción del aforo o que incluso tuvieron que suspender temporalmente actividades por algunos meses, al ser considerados no esenciales, lo que los obligó a pedir descuentos a sus arrendadores o incluso condonación de mensualidades.

Sanborns y Liverpool, ambas operan 30 centros comerciales cuyos espacios son rentados por Grupo AXO con sus marcas C&A o Nike, Alsea con sus restaurantes o Herdez con Cielito Querido y Nutrisa.

"Sí ha habido una mejora secuencial en términos de los apoyos que las tiendas de autoservicio han brindado a sus arrendatarios, pese al semáforo rojo en varias entidades del país a finales de 2020 e inicios de 2021", consideró Marcela Muñoz, subdirectora de análisis de Vector.

Sanborns fue la que más reducción tuvo en sus ingresos por acuerdos de arrendamiento, con una caída de 42.9 por ciento anual, con 132.4 millones de pesos, contra los 231.9 millones de pesos del 2019. Y finalizó con una ocupación del 72 por ciento, contra el 85 por ciento que tuvo el año previo.

Para La Comer los ingresos por renta cayeron 27.9 por ciento, seguido de El Puerto de Liverpool con 27.4 por ciento, Soriana 25.2 por ciento y Chedraui 18.7 por ciento.

Para las cinco firmas el arrendamiento representa en promedio 1 por ciento de sus ingresos totales en 2020, respecto al 1.3 por ciento de 2019.

"Ahora el problema será si ha marcado un cambio de condiciones hacia futuro, creo que sí, y aunque sin duda regresará a ser un segmento muy rentable, seguramente no llegará a sus niveles prepandémicos", dijo Carlos Hermosillo, analista de consumo.

Walmart, la que nunca pierde

A diferencia de sus competidores, Walmart subió sus ingresos por arrendamiento 0.5 por ciento en 2020, con un total de mil 809.8 millones de pesos.

"Han habido oídos sordos, sólo tuvimos apoyo dos meses de parte de Walmart, el resto lo hemos absorbido nosotros completamente, las rentas de los locales están acorde a la afluencia de las personas, pero desde marzo del 2020 consideramos que los locales ya no tienen el mismo valor y plusvalía", reclamó Miguel Ávila, CEO de Yafah Express, franquicia enfocada a brindar servicios de depilación láser.

De las 19 sucursales que renta a Walmart en cinco ya cerraron por falta de apoyo de los arrendadores.

También Franquicia Master y su marca Bubble Waffle, se encontró negativas por parte de la empresa de las marcas Walmart, Superama, Sam's Club y Bodega Aurrera.

"Los locales que tenemos en Walmart cero apoyo. Fue realmente sobresaliente cruzar el 2020 y sobrevivimos, tuvimos un cierre del 3 por ciento por no acuerdos de arrendamiento", afirmó José Luis Uberetagoyena, co-director de Franquicia Master que finalizaron el 2020 con 153 sucursales.

24 marcas dirán adiós

Además de Best Buy, que concluirá su partida en el primer trimestre del 2021, se calcula que cerca de 24 marcas dejarán de existir por Covid-19 y la falta de acuerdo con arrendadores, calculó la Unión Retailers México (URM).

"Tenemos más de dos docenas de cadenas nacionales y marcas extranjeras que efectivamente ya no van a operar en nuestro país, las cuales en este momento no me gustaría revelar ya que ellos no lo han anunciado a sus clientes y proveedores", reveló la URM.

La agrupación tiene entre sus agremiados a Grupo AXO, Mobo, Juguetron, ChilimBalam, Flexi, entre otros, detectó que han cerrado casi mil 230 sucursales de cerca de una centena de cadenas comerciales en 210 malls en todo el país.