Empresas

Así evolucionará el sector inmobiliario de la mano de los millennials

El sector de la construcción es crucial en el desarrollo y crecimiento turístico y social de cualquier lugar del mundo, mismo en el que las nuevas generaciones serán claves.

Actualmente, según la 'Encuesta global de la construcción 2017. Hazlo o destrúyelo' de KPMG, el 37 por ciento de la fuerza labor del sector de la construcción a nivel global son millennials, y su comportamiento hará que exista una evolución notable en el rubro.

Partiendo de la definición de millennial, se trata de aquellos jóvenes que nacieron entra 1981 y 1995, que hoy día tienen entre 20 y 35 años de edad, que se hicieron adultos con el cambio de milenio y cuyos rasgos principales son su nivel de exigencia y criticidad alto a nivel de consumidor, gusto por la personalización, adicción a las redes sociales y una vida que gira en torno a su teléfono móvil y las aplicaciones que almacenan, como buenos nativos digitales que son.

Ellos, según una proyección de Deloitte, son el 30 por ciento de la población de Latinoamérica y se estima que en 2025 representarán el 75 por ciento de la fuerza laboral del mundo.

Las decisiones que tomen serán cruciales en el sector inmobiliario, un ámbito de alta trascendencia para cambiar el rumbo de países o regiones económicas enteras. Ejemplo de ello son la actividad turística, económica y social actual de París, derivado del proyecto de la Torre Eiffel en el Siglo XIX, o de Dubái con toda su infraestructura inmobiliaria, misma que la alejó de ser un simple desierto más en los Emiratos Árabes Unidos.

Javier Llaca, director de Operaciones y Adquisiciones de Fibra Mty, explica en un texto editorial que para el sector, los millennials se dividen en cinco tipos:

-Inquilino millennial: Los inquilinos de naves o parques industriales y oficinas corporativas del futuro, indica, buscarán transparencia y buenas prácticas, un inmueble con excelente mantenimiento y operación preventiva mediante el uso de tecnología y la adopción de prácticas sustentables.

"La conectividad, sistemas inteligentes de operación, energía eólica o solar, agua tratada y áreas verdes que coexistan en equilibrio con el concreto y el acero, deberán ser un must. Finalmente la flexibilidad en la distribución de los espacios, o layout, se convierte en un aspecto indispensable para el millennial, particularmente en lo que a espacios de oficinas se refiere", indica.

-Inversionista millennial: Los inversionistas del futuro buscarán predictibilidad y una estructura transparente al invertir. Llaca señala que los Fideicomisos en Bienes Raíces tienen una gran ventaja en este sentido y ofrecen mayor seguridad y confianza, principalmente aquellos vehículos de inversión con una estratégica diversificación en su portafolio de propiedades.

-Propietario millennial: El experto prevé que los nuevos arrendadores ya no querrán preocuparse por el estado ni la ocupación de sus inmuebles. La nueva tendencia, indica, será la adquisición de propiedades mediante títulos fiduciarios en lugar de la compra de inmuebles con un fin de inversión.

Ante eso, indica Llaca, el valor de los títulos es igual de atractivo que la plusvalía de una propiedad, se minimizan los riesgos al diversificar la base de inversión, se cuenta con una estructura de administración profesional y son fáciles de heredar a las próximas generaciones.

-Desarrollador millennial: Los desarrollos inteligentes, sofisticados y sustentables de los millennials son la base del futuro.

Las oficinas corporativas que desarrollará esta generación evolucionan hacia espacios inteligentes que combinan corporativos, bodegas, naves industriales, comercio, servicios, proveedores, accesos a autopistas, aeropuertos, entre otros.

Javier Llaca cree que el aliado natural de estos megadesarrollos son las FIBRAS, ya que al adquirir estas propiedades permiten a los desarrolladores la inyección de capital necesaria para levantar el proyecto y brindan el soporte necesario para el mismo.

-Bróker millennial: Aquellos dedicados a encontrar el match perfecto entre vendedor y comprador, tendrán toda la 'data' disponible en cuestión de propiedades, información relevante de las ubicaciones, informes completos e incluso las historias locales de cada propiedad, lo que se presta para beneficiar al mismo tiempo el sentido de personalización que buscan los consumidores de la generación.

Todo lo anterior, buscarán hacerlo con una mentalidad apegada a sus hábitos: sin trámites complejos, sin complicaciones y sin pérdida de tiempo.