Empresas

Artesanos de Chiapas llegaron al e-commerce gracias a esta Pyme

Itziar Gislhaine publicó en 2008 un anillo de plata y ambar en Mercado Libre por 45 pesos; hoy día trabaja con 35 familias de artesanos y vende hasta 50 mil pesos al mes.

La primera venta que hizo Itziar Gislhaine en 2008 mediante Mercado Libre fue un anillo de plata con una pieza de ambar cuyo costo fue de 45 pesos. Actualmente la originaria de San Cristobal de las Casas, en Chiapas, vende alrededor de 50 mil pesos de artesanías y prendas típicas con su empresa Chiapas Mágico.

Itziar es una emprendedora mexicana que descubrió en el ambar -una resina fosilizada que nace de los árboles y que se solidifica luego de cientos de años para ser extraída por mineros de la región- una fuente de negocio que busca dignificar el trabajo de artesanos locales y exponer ante el mundo a dicha piedra semipreciosa.

"Comencé hace 10 años y me quise enfocar en algo que fuera único de Chiapas. El ambar, es una resina que sería como 'el sudor' del árbol y que luego de cientos de años se solidificó y que es extraído por los mineros, lo lijan, lo pulen y le dan distintas formas", dijo en entrevista para El Financiero.

Cuando Itziar comenzó a publicar distintas artesanías hechas de ambar como brazaletes y collares, lo hizo portando blusas típicas de la región, mismas que despertaron el interés de sus compradores.

Tras introducir las prendas, la cartera de clientes comenzó a crecer y la demanda de productos también. Hoy día tiene alrededor de 2 mil prendas -como blusas, vestidos y camisas- y cientos de piezas hechas con ambar que equivalen a alrededor de 800 mil pesos, todo almacenado en su habitación.

"Todo está en mi cuarto, estoy creciendo 'como los chinos' todo hacía arriba", cuenta Itziar. "Tú ves mi cama y está rodeada de racks llenos de mercancía, me hace falta espacio para almacenar.

En julio de este año, Itziar ganó el reconocimiento 'Historias que Inspiran' otorgado por Mercado Libre y la aceleradora Endeavor. El premio fue de 10 mil dólares que utilizará para remodelar una casa ubicada a dos cuadras del centro de San Cristobal de las Casas que fue heredada por su abuelo. Tras la remodelación la utilizará como almacén y más adelante como taller.

Actualmente Itziar trabaja con 35 familias de bordadoras que diseñan las blusas y prendas y 7 familias de mineros. Desde que comenzó su negocio y hasta la fecha, cuenta que ha visto un crecimiento económico y cambios en las viviendas de dichos artesanos. Itziar le pide a los turistas que acuden a la región no 'regatear'.

"Es muy doloroso ver que existen prendas que las bordadoras tardan hasta 6 meses en terminar, trabajos de verdad muy complicados y hermosos, y que la gente llegue y quiera pagar muy poco por ellos, que 'regateen'. Yo recomendaría valorar y hacer un redondeo, si ellas te piden 70 pesos, dales 100", dijo.

Chiapas Mágico no vende dentro de la entidad con la intención de no generar una competencia desleal contra quienes fungen como sus propios proveedores. "Los turistas y compradores locales son su mercado, sería como 'ponerles el pie' si les compro y lo vendo aquí. Chiapas Mágico se creó para que sus productos se vendan fuera del estado".

Ha hecho ventas a otros países en ocasiones aisladas a países como Argentina, Australia y España, pero su objetivo es salir del estado a buscar artesanías de lugares como Oaxaca y el Estado de México para dar el paso al extranjero con mayor fuerza.

En febrero de este año Chiapas Mágico hizo una venta de 63 blusas que ascendió a 16 mil 970 pesos. Actualmente sus ingresos mensuales son de entre 20 y 25 mil pesos dentro de Mercado Libre y alrededor de 25 mil pesos más fuera de la plataforma en redes sociales o vía WhatsApp.

"La primera venta es siempre en Mercado Libre, pero son pocos los clientes que me siguen comprando ahí. Es decir, me compran pero al obtener mi contacto me empiezan a buscar por fuera", dijo.

El único lugar en México en el que se produce el ambar es en Chiapas. En Latinoamérica países como República Domincana, Nicaragua y Colombia también son productores y a nivel mundial, otros países como Rusia, Latonia y Dinamarca cuentan con producción de ambar aunque en menor medida que en la entidad mexicana.

También lee: