Airbus despunta y se prepara para superar a una Boeing en crisis
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Airbus despunta y se prepara para superar a una Boeing en crisis

COMPARTIR

···
menu-trigger

Airbus despunta y se prepara para superar a una Boeing en crisis

bulletEl año pasado la firma europea logró colocar 863 aviones, lo que equivale a un aumento del 7.9% respecto al año anterior.

Bloomberg
13/01/2020
Actualización 13/01/2020 - 2:41
Airbus se prepara para rebasar a su rival, Boeing.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Airbus entregó una cifra récord de 863 aviones el año pasado, sobrepasando su objetivo cercano a 860 aeronaves después de superar los problemas de producción de su serie A320, la más vendida, mientras su principal rival, Boeing, mantenía en tierra el 737 Max.

Las versiones más grandes del A321 neo de fuselaje estrecho de Airbus también elevaron los pedidos netos un 2.8 por ciento a 768 aviones, dijo el fabricante, mientras las aerolíneas las compraban para reemplazar las aeronaves más costosas de doble pasillo en rutas de media distancia o para acomodar asientos adicionales acortando el espacio para las piernas. Durante el año, los clientes cancelaron 363 pedidos de aviones.

El recuento de entregas implica que Airbus está listo para desplazar a Boeing como el mayor fabricante de aviones del mundo mientras la empresa estadounidense, colapsada por la crisis en torno al Max, informará sus cifras de producción la próxima semana. 

La compañía europea se enfrentó a sus propios obstáculos, con una gama más amplia de opciones de cabina en el A321 que retrasaba los traspasos y requería que elevara la producción de diciembre en un 75 por ciento desde noviembre para alcanzar su objetivo.

Airbus había apuntado inicialmente a realizar 880 entregas en su gama de aviones para 2019, pero recortó 20 aviones del total en octubre, debido a un retraso en sus plantas.

Cada avión perdido podría haber borrado 10 millones de euros (11 millones de dólares) o más de ganancias, estimó el analista de Citi Research Charles Armitage el mes pasado.

El director ejecutivo de Airbus, Guillaume Faury, dijo que la producción de los aviones de fuselaje estrecho no volvería a la normalidad hasta 2021, cuando llegue a 63 aviones al mes, frente a los 60 en este momento.

El jueves, Airbus dijo que aumentaría la producción en una planta en Mobile, Alabama, a siete A320 mensuales frente a los cinco actuales.

Las ventas del año pasado fueron lideradas por el modelo A321. United Airlines el mes pasado acordó comprar 50 aviones, uniéndose a una base de clientes que también incluye a American Airlines Group, Qantas Airways y JetBlue Airways.

Boeing paralizará la producción del Max este mes tras decidir que ya no podría seguir fabricando aviones que no puede entregar.

La puesta a tierra se impuso tras dos accidentes fatales y se ha prolongado desde entonces.

El 737 es su producto más vendido y una importante fuente de ganancias, por lo que tanto las entregas como los pedidos se verán afectados cuando la compañía estadounidense revele sus cifras de 2019.

Los problemas de Boeing y su aeronave 737 MAX empeoran con el anuncio de que un proveedor importante despedirá a más de 20 por ciento de su fuerza laboral en Kansas, donde tiene su sede.

El anuncio de Spirit AeroSystems de que prescindirá de 2 mil 800 empleados es un golpe para Wichita, la ciudad más grande del estado donde la empresa es una importante fuente de trabajo.

La decisión se da un día después de que salieran a la luz documentos que muestran que empleados de Boeing levantaron sospechas respecto a la seguridad del 737 Max, al presuntamente tratar de ocultar problemas a los reguladores federales y ridiculizar a los responsables del diseño y la supervisión del avión de pasajeros.

Boeing reveló los mensajes en la que sus empleados discutían sus inquietudes con el 737 MAX.

Spirit AeroSystems es el mayor empleador en Wichita, que se autodenomina como la “Capital Aérea del Mundo” dada la enorme concentración de fabricantes del sector aeroespacial.

Más de 40 compañías aeroespaciales, la mayoría de ellas instaladas en la región sur-centro de Kansas, brindan partes y servicios a la producción del 737 Max.

El gobierno estatal había sopesado el uso de fondos para beneficios por desempleo para solventar parte de los salarios de los trabajadores de Spirit, con la intención de que pudieran mantener sus empleos.

Los trabajadores afectados dejarán de pertenecer a la compañía a partir del 22 de enero.