Empresas

¿Con la nueva reforma eléctrica le diremos adiós a las energías limpias?

Organismos empresariales internacionales pidieron a los legisladores rechazar la propuesta porque contiene obstáculos para el desarrollo y la generación de renovables.

Los organismos empresariales internacionales de energía renovable Global Wind Energy Council, el Global Solar Council y la Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica (AMIF) pidieron a los legisladores rechazar la reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, que fue aprobada por la Cámara de Diputados y que será turnada al Senado para su discusión.

La reforma eléctrica contempla que las plantas hidroeléctricas, nucleares, geotérmicas, ciclos combinados y termoeléctricas de la CFE serían las primeras en despachar la energía que generan al sistema, posteriormente se enviaría la energía de las plantas eólicas y solares y, al final, el de las compañías privadas.

En una carta enviada a diputados y senadores del país afirman que estos obstáculos para el desarrollo y la generación de energía limpia pondrá en riesgo al menos 17 mil empleos en el sector eólico y solar.


Además de que se iniciará un efecto dominó nocivo en la cadena de valor más amplia de los sectores industriales y comerciales que están comprometidos con la energía sostenible y competitiva en costos.

"Se pide que los legisladores rechacen el proyecto de ley a fin de evitar consecuencias adversas, que se extenderán más allá del sector eléctrico pues afectará las industrias locales, los hogares y el entorno de inversión en general", dijeron Wind Energy Council y el Global Solar Council

La declaración conjunta destacó que el daño ya hecho al entorno de inversión en energía renovable en los últimos dos años, donde las reformas de política nacional como este proyecto de ley representan una amenaza inequívoca para la inversión del sector privado local y extranjero en el antes robusto mercado de energía renovable de México y socavan el principio de competencia leal en el mercado.

Por ello, estos organismos exhortan al gobierno de México restaure urgentemente la transición del país lejos de los combustibles fósiles costosos y contaminantes a un futuro sostenible basado en energías renovables limpias y competitivas.


Por su parte, Manuel Gómez Herrera Lasso, director de la AMIF, afirmó que la reforma a la ley eléctrica va en contra de diversificar a la matriz eléctrica nacional y enrarece el mercado nacional.

Destacó que a pesar de que la propuesta no impacta a los desarrollos de generación distribuida (que es la producción de electricidad en el punto de consumo), si enrarece el mercado pues se vendrá una serie de litigios legales que no benefician al gobierno, ni a las empresas.

"Nos preocupa la iniciativa porque va a tener efectos en la generación de energía renovable del país y provocará una serie de juicios de amparos y aplicación de recursos legales que enrarece todo el contexto de la industria de la energía nacional", comentó Herrera Lasso.

Afirmó que la Red Nacional de Transmisión requiere una actualización urgente debido a que es insuficiente para llevar la energía desde los puntos de generación en gran escala (renovable o convencional) a los puntos de consumo.

"Es importante disminuir la dependencia, en la medida actual, de un solo combustible de flujo constante", remarcó.

Rengen suspende parques solares

La reforma eléctrica puso en espera el desarrollo y construcción de dos parques solares de 90 megawatts (MW) cada uno en territorio mexicano de Rengen, puesto que ponen en riesgo su inversión, dijo Oscar Scolari, director general de la empresa.

Destacó que esperarán la versión definitiva del proyecto.

"Tiene que ser evaluada por los juzgados. Es que el impacto que tiene esta reforma contraviene principios constitucionales como los de libre competencia, como lo vemos y de principio", dijo el directivo.

Sin embargo, dijo que como empresa no consideran en este momento buscar amparos, pues deben esperar lo que suceda en el Senado "y seguro habrá organismos públicos que se opongan".

Recordó que el gobierno debe considerar la estrategia de generación eléctrica y la relevancia de la participación de firmas privadas.