5 firmas que ‘meterán’ el acelerador por el libre comercio de vehículos con Brasil
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

5 firmas que ‘meterán’ el acelerador por el libre comercio de vehículos con Brasil

COMPARTIR

···

5 firmas que ‘meterán’ el acelerador por el libre comercio de vehículos con Brasil

General Motors, Nissan, FCA, KIA y Volkswagen concentran 93.5% de las exportaciones de unidades a la ‘nación carioca’.

Axel Sánchez
25/03/2019
Actualización 26/03/2019 - 7:13
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El pasado de 19 de marzo, los cupos para exportar vehículos de México a Brasil fueron eliminados –tras 7 años de vigencia y de limitar los envíos–, con lo que ambas naciones regresan al libre comercio, lo que abre una mayor oportunidad de negocio para las automotrices que operan en ‘tierra azteca’.

Expertos de la industria consideraron que esta es una buena noticia para todas las armadoras instaladas en México, principalmente para General Motors, Volkswagen, Nissan, Fiat Chrysler Automóviles (FCA) y KIA, que dominan el mercado del país que gobierna Jair Bolsonaro.

“Estas empresas son los principales beneficiarios inmediatos porque dominan ese mercado, pero todas tendrán oportunidad de enviar más vehículos a ese país al quitarse una limitante (…) También hay una ventaja de mayor calidad de los autos mexicanos respecto a los que se hacen en Brasil”, consideró Brais Alvarez, Automotive Account Manager de la consultora J.D. Power México.

A lo largo de 7 años, los cupos de exportación fueron determinados por el valor de los autos y se repartían entre las firmas que tuvieran una producción mayor a 40 mil unidades en México, sumado a lo que decidiera Secretaría de Economía.

El monto inicial con el que comenzaron los cupos en 2013 fue de mil 450 millones de dólares, pero cada año subía gradualmente.

En 2018, GM, Volkswagen, Nissan, FCA y KIA representaron 93.5 por ciento del total de las exportaciones mexicanas a la ‘nación carioca’, donde a su vez mantienen una participación de 61 por ciento en el total de ventas de ese mercado.

Guido Vildozo, gerente senior de análisis de venta de autos ligeros en América de la consultora IHS, opinó que la oportunidad de exportación de México a Brasil está en segmentos como las camionetas SUV, ya que muchos modelos de subcompactos ya se arman en el país sudamericano.

“Al principio no vemos un alza muy grande de exportaciones a Brasil por una menor demanda estimada, pero hay modelos que pueden tener volúmenes mayores como la Blazer (de General Motors)”, agregó.

El país amazónico es el octavo mercado de mayor venta de autos en el mundo, por debajo de Francia y Reino Unido, pero por encima de naciones como Italia, Canadá, Corea del Sur, Irán y Rusia, mientras que México apenas ocupa el sitio 14, según la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA).

“México tiene una visión más hacia la exportación, por lo cual una mayor demanda en el extranjero incrementará la producción nacional”, dijo en conferencia de prensa reciente Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

En el primer bimestre de 2019, se mandaron al país sudamericano 7 mil 754 autos, 15.7 por ciento más que en igual periodo de un año antes, según datos del Inegi. Además, el año pasado se enviaron a ese mercado 78 mil 440 autos, un aumento de 59.9 por ciento respecto a 2017, con lo que Brasil se colocó como el cuarto destino más importante para las exportaciones mexicanas.

En 2018, General Motors fue la empresa que más colocó unidades en Brasil con 38 mil 513, por lo que los modelos más representativos fueron las camionetas Equinox y Trax de Chevrolet.

La segunda marca que más unidades mandó a esa nación fue Volkswagen con 16 mil 166, donde destacó el Jetta, aunque también se enviaron camionetas Tiguan. Le siguió Nissan con 8 mil 692 vehículos, FCA con 6 mil 822 y KIA con 3 mil 163 unidades.

El año pasado, el valor de las exportaciones de vehículos con destino a Brasil fue de mil 3 millones de dólares, lo que significó un alza de 51.6 por ciento comparado con el 2017 y fue la primera vez, desde 2014, que se superaron los mil millones de dólares, según datos de la Secretaría de Economía.