5 crowdfundings inmobiliarios van por 870 mdp en 2019
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

5 crowdfundings inmobiliarios van por 870 mdp en 2019

COMPARTIR

···

5 crowdfundings inmobiliarios van por 870 mdp en 2019

Con este esquema, los inversionistas capitalizan obras o compran propiedades. Plataformas como Inverspot, Briq, y otras buscan este año financiamiento para 211 desarrollos.

Pamela Ventura
15/03/2019
Las leyes que regulan las Fintech son recientes.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En 2016, Alfredo Salazar invirtió 60 mil pesos en una plataforma de fondeo colectivo o crowdfunding para la edificación de ‘depas’, sin saber muy bien el funcionamiento del esquema. Dos años después, recibió rendimientos de más 21 mil pesos y una tasa de interés de 18 por ciento.

Estos atractivos retornos no solo despiertan el interés de personas para participar en el crowdfunding inmobiliario, también de instituciones como la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) que a inicios de 2019 invirtió 100 millones de pesos en la plataforma Briq.

Este año, crowdfundings como Inverspot, Briq, M2CROWD, Expansive y Pm2 buscan desarrollar 211 proyectos por lo que buscan levantar unos 870 millones de pesos, poco más del doble de los 415 millones captados en 2018 y que fueron usados para 121 inmuebles.

Los CEOs de estas firmas confían en que el reconocimiento como Fintech por parte de la CNBV y la regulación que se aprobó el año pasado en este sector, les ayuden a alcanzar la meta trazada. Este sistema de financiamiento se apoya en pequeños inversionistas que capitalizan la construcción o compra de propiedades, para venderlas en no más de 2 años y así devolverles a los fondeadores las utilidades resultantes de la comercialización.

El mayor riesgo para los inversionistas es que los desarrolladores no cumplan con el plazo fijado para la venta de activos, por ello las plataformas piden garantías de pago como los terrenos donde se construyen las obras o una propiedad diferente a la del fondeo como aval.

Esta plataforma adquiere ‘depas’ en preventa para venderlos al finalizar la obra, con lo que genera retornos de hasta 20 por ciento anuales a sus inversionistas.

“Los plazos de inversión van de 6 a 24 meses, dependen del proyecto y el tiempo que se tarde en construir. Los inversionistas tienen su dinero respaldado con el contrato de compra-venta que se firmó con el desarrollador”, explicó David Agmon, fundador y CEO de Invespot.

Agregó que para evitar mayores riesgos solo invierten en ‘depas’ de complejos pequeños. Entre 2016 y 2018, la plataforma levantó 380 millones de pesos y para 2019 va por 300 millones.

Este crowdfunding capitaliza vivienda vertical u horizontal de pequeñas y medianas desarrolladoras, que liquidan su deuda al vender los inmuebles, momento en el que Briq reparte las ganancias con tasas de 14 a 20 por ciento anual.

Alberto Padilla, CEO de la firma, dijo que en esta operación hay mayor riesgo para el desarrollador ya que el predio es la garantía de pago.

En los últimos tres años, captaron un total de 210 millones de pesos.

Para este año, Briq quiere recaudar de 200 a 300 millones de pesos, de los cuales ya tiene los 100 millones de la SHF. “Briq está alcanzando la maduración del crowdfunding a través de esta inversión (de la SHF). Además, es la primera vez que un banco de desarrollo hace una alianza de este tipo con una plataforma”, agregó.

El pasado 26 de febrero, M2CROWD entregó a la CNBV la documentación requerida para solicitar su licencia de operación como Fintech en México, y así convertirse en la primera plataforma en hacerlo.

Esta startup inició su campaña de fondeo en 2018 con 20 proyectos y 50 millones de pesos: Este año estima triplicar el monto con 150 millones para capitalizar 60 proyectos.

Simón Dalgleish, director de operaciones de la empresa, dijo que desde 5 mil pesos los inversionistas participan en la compra de inmuebles en preventa que al finalizar el plazo –de 18 a 36 meses– reditúan tasas de hasta 18 por ciento anuales.

Adolfo Zavala, CEO y Co-Founder de Expansive, explicó que este crowdfunding es de deuda, ya que los inversionistas no tienen que esperar a que la propiedad se venda para obtener retornos. “el acreedor debe pagar lo prestado en plazo de 12 a 24 meses”.

“La mayor parte de nuestros proyectos son de deuda y los hacemos así porque queremos tener la certidumbre de que el acreditado lo vaya a pagar. Además, hay una garantía hipotecaria que asegura el pago, la cual es 2 a 1, si el desarrollador pide 4 millones de pesos, la garantía es de 8 millones para que procedamos al crédito”, explicó.

Para 2019 estiman un fondeo de 85 millones de pesos con rendimientos de 8 a 12 por ciento anual.

Pm2 es el único sistema de financiamiento colectivo que admite inversionistas desde los 100 pesos, ya que financian inmuebles a partir de me2, dijo Víctor Vaca, gerente comercial la firma.

“Los 100 pesos lo acabamos de iniciar, el modelo pasado era de 30 mil pesos. Pero la gente comienza con 100 pesos y después invierte una cantidad más fuerte”, agregó.

En 2018, Pm2 capitalizó un proyecto en Tulum al recaudar casi 4 millones de pesos, pero este año quiere invertir en 8 proyectos la misma cantidad, por lo que su meta son 32 millones.