5 aerolíneas pierden 355 mdd en primer trimestre por ‘ausencia’ del Boeing MAX
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

5 aerolíneas pierden 355 mdd en primer trimestre por ‘ausencia’ del Boeing MAX

COMPARTIR

···
menu-trigger

5 aerolíneas pierden 355 mdd en primer trimestre por ‘ausencia’ del Boeing MAX

bulletAlgunas aerolíneas perdieron 16.9 mdd diarios por la inhabilitación de 97 aeronaves MAX 8 y 9.

Aldo Munguía
06/05/2019
Una aeronave de American Airlines Boeing 737 MAX 8 en Washington.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El 11 de marzo –un día después del accidente del Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines que provocó la muerte de 157 personas–, varias aerolíneas suspendieron los vuelos de los equipos MAX 8 y 9, lo que generó un impacto de 355 millones de dólares a 5 de las mayores líneas aéreas internacionales.

Por cada día de los 21 transcurridos tras la cancelación de estos aviones (entre el 11 y el 31 de marzo), las estadounidenses Southwest Airlines y American Airlines, la alemana TUIfly, la nórdica Norwegian Air y la mexicana Aeroméxico perdieron en promedio 16.9 millones de dólares diarios, por la inhabilitación de 97 aeronaves MAX de Boeing.

En este entorno, el pasado lunes el presidente ejecutivo de Boeing, Dennis Muilenburg, dijo que progresan constantemente para lograr la aprobación del nuevo software del 737 MAX, consciente de que además de los aviones puestos en tierra, existe un pedido de 5 mil 600 aeroplanos que serán comercializados en la próxima década con un valor estimado en 399 mil millones de dólares.

Mientras la firma logra corregir la falla –que apunta al software en el sistema de navegación– las compañías aéreas del mundo han desempolvado las generaciones anteriores del 737 para hacer frente a la reducción de asientos disponibles.

La firma estadounidense de bajo costo fue la más golpeada con la prohibición de los equipos MAX, debido a que tiene en su flota 34 aviones 737 en su versión 8, y aunque representa apenas 4.5 por ciento del total de sus unidades, Southwest dejó de facturar 150 millones de dólares en el primer trimestre (entre el 11 y 31 de marzo) a causa de la suspensión. “El tiempo es incierto para el regreso de los aviones MAX. Mientras tanto, hemos ajustado nuestros horarios de vuelo para los próximos meses y hemos eliminado todos los operados con estos equipos hasta el 5 de agosto”, detalló en conferencia con analistas Gary Kelly, director general de la aerolínea.

Además, la compañía canceló 10 mil vuelos a causa del obligado ‘aterrizaje’ de la última generación de aeronaves de Boeing y redujo 16.4 por ciento sus ingresos totales en el periodo enero–marzo, frente a igual lapso del año anterior.

Cabe señalar que Southwest tiene un pedido firmado por 219 equipos MAX y la opción de 115 más, esto para llegar a 383 aviones de esta familia a finales del 2026.

La empresa estadounidense perdió 80 millones de dólares en ingresos en el primer trimestre al dejar en tierra 24 aviones MAX 8 que tiene en su flota. A causa de ello, mil 200 vuelos fueron cancelados por American Airlines entre el 11 y el 31 de marzo de este año.

Si la medida se extiende hasta agosto, como lo pronosticó la firma, el impacto por la prohibición podría ascender a 350 millones de dólares, aunque la compañía prevé retomar esas unidades para el 19 de agosto.

Cabe destacar que la firma tiene un pedido de 76 unidades MAX 8.

La firma de capital noruego, el mayor operador de estas aeronaves en Europa, experimentó una pérdida en ingresos de 60 millones de dólares en el primer cuarto del año.

Norwegian prevé que las 18 aeronaves MAX en su flota regresen a operar hacia agosto de este año, con lo que podría recuperar más de 3 mil asientos en su oferta. Ante la cancelación de vuelos, la firma nórdica tomó medidas más fuertes y pospuso el pedido de 14 equipos MAX, que originalmente serían entregados en un par de años y adelantó la entrega de aviones A320 neo de Airbus.

Si la suspensión de vuelos con las versiones de MAX se extiende hasta el término del verano, la aerolínea TUIfly perderá 336.5 millones de dólares por el retiro de operación de sus 15 aeronaves pertenecientes a esta gama. Por ahora, el daño en el primer trimestre a la alemana ascendió 55 millones de dólares y una caída de 26 por ciento en su flujo operativo, frente a igual periodo de 2018.

La única empresa mexicana que opera las versiones MAX del 737 es la que dirige Andrés Conesa, quien suspendió los vuelos de sus 6 equipos MAX 8 un día después del accidente en Etiopía.

Como consecuencia de ello, la aerolínea perdió 10 millones de dólares en ingresos, situación que abonó a la caída de 6.4 por ciento en su flujo operativo en el primer trimestre del año. Conesa confió en que dichos aeroplanos vuelvan a volar antes del periodo veraniego. “No estamos considerando (los equipos) MAX en nuestros planes operativos para abril y mayo. Planificamos que los aviones comiencen a operar nuevamente durante la primera semana de junio”, dijo el director general de Aeroméxico. La aerolínea mantiene sus pedidos de aeronaves, que en el siguiente lustro sumarían 90.