4 franquicias mexicanas que cumplen su ‘sueño americano’ pese Donald Trump
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

4 franquicias mexicanas que cumplen su ‘sueño americano’ pese Donald Trump

COMPARTIR

···

4 franquicias mexicanas que cumplen su ‘sueño americano’ pese Donald Trump

Las restricciones migratorias impuestas por Donald Trump no fueron obstáculo para que estas firmas abrieran unidades en Estados Unidos; sin embargo, el proceso para alcanzar esta meta puede llevarse hasta 36 meses y se requiere adquirir una residencia permanente especial.

Alejandra Rodríguez
25/01/2019
Actualización 25/01/2019 - 3:39
Los tacos al pastor del Tizoncito llegaron a McAllen (Texas) a finales de 2017, y en 2019 esperan sumar hasta dos nuevas unidades.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las restricciones migratorias impuestas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no fueron obstáculo para que las mexicanas EPS, BusinessKids, Tizoncito, y Franquicia Maestra cumplieran su ‘sueño americano’.

Sin embargo, para alcanzar su sueño requirieron de la obtención de su ‘green card’, es decir, la tarjeta de residente permanente, por lo que las cuatro franquicias pasaron un proceso de registro de su marca a nivel federal y estatal (donde emprendieron).

Después necesitaron de inscribirse ante la Comisión Comercial del Estado correspondiente y de un documento equivalente a la circular de oferta de franquicia. Todo el proceso suele llevar de 12 a 36 meses.

En cada estado se presentan requisitos diferentes y es necesario contratar a un abogado norteamericano, algunos estados de complejidad media son Texas, Arizona, Florida, Illinois y Nueva York”, explicó Juan Manuel Gallástegui, director general de Gallástegui Armella Franquicias.

Una franquicia mexicana que quiera estar en Estados Unidos, agregó, tiene que hacer una inversión fuerte en todo lo que implica una estructuración legal.

Para los inversionistas y empresarios hay dos opciones de visados. Una es el EB-5, que requiere una inversión de por lo menos 500 mil dólares y generar 10 empleos directos o indirectos, y así obtener la residencia permanente.

Mientras que la E2 permite a los empresarios de inversión moderada vivir y trabajar legalmente en el país, pero sin ser residentes.

Según con datos del departamento de visado de los Estados Unidos, entre 2016 y 2018 el número de visas emitidas a mexicanos E2 creció 1.3 por ciento, y 433.3 por ciento el EB-5.

Con una inversión inicial de 35 mil dólares, los tacos al pastor del Tizoncito llegaron a McAllen (Texas) a finales de 2017, y en 2019 esperan sumar hasta dos nuevas unidades, reveló Omar González, director de mercadotecnia del Tizoncito.

“Para 2019 hay dos locaciones de negocio que se están analizando, no queremos solo abrir por abrir”, agregó.

Por el momento, el desarrollo de la franquicia en Estados Unidos está a cargo de una firma externa que compró una franquicia regional, es decir, quiere poner varios restaurantes en la entidad.

Refirió que en ese país solo está disponible el modelo de restaurante de 90 metros cuadrados y por regulaciones tuvieron que adaptar el trompo del pastor visible a través de vidrios y las tortillas hechas a mano, pues la cal es un ingrediente prohibido por la FDA.

Estamos situados en una zona beneficiada por la concurrencia de latinos, la marca ha sido aplaudida y por eso tenemos planes de expansión”, dijo González.

BusinessKids, la franquicia que a través de juegos guía a los niños para ser emprendedores, afianzó en 2018 su internacionalización con la llegada a Dallas, McAllen, Seattle y Nuevo México.

Maricarmen Cabrera, CEO de BusinessKids, reveló que este año entrarán a Nueva York, y prevén arrendar aulas en bibliotecas, pues las rentas en esa región son menores a diferencia de otros lugares de Estados Unidos, en donde anda arriba de los 30 mil dólares.

El costo inicial de la franquicia es de 27 mil dólares. “Construir fue sencillo porque entramos primero como modelo de negocio y luego como franquicia”, contó Cabrera.

Especializada en servicio y mecánica automotriz, la franquicia mexicana Engine Power Shop (EPS) quiere dar mantenimiento a los estadounidenses. De la mano de un inversionista local y un presupuesto de 100 mil dólares, EPS llegó a territorio norteamericano en 2018 y este año quiere concretar la apertura de 12 talleres. En la actualidad tienen presencia en Misión Viejo y Santa Mónica, ambas en California.

“Ahorita solo tenemos un taller, el plan es cerrar el año con 10 o 12 talleres, el americano es un mercado muy ágil”, aseguró Fernando Cortés, CEO de EPS. Agregó que ya hay tres personas interesadas en adquirir el negocio.

“Al consumidor americano le gusta el servicio y que los tratamos bien, eso nos ha ayudado con lealtad y vamos por más talleres en California”, dijo Cortés.

En 2018 los mexicanos Vladimir Ramírez y José Luis Uberetagoyena, socios fundadores de la Franquicia Maestra, lograron llevar a la Unión Americana sus marcas Chicago Pops y Bubble Waffle, y este año aumentarán su oferta con Churrería Porfirio.

La inversión para sus marcas de franquicia está sobre los 50 mil dólares con oportunidad en San Diego, Los Ángeles, Texas y Florida.

“Como una segunda etapa nos interesa Washington, Nueva York y Chicago”, adelantó Uberetagoyena.

Placeholder block