Empresas

Otro riesgo de la reforma eléctrica: pegará a autoabasto de firmas como Liverpool, Femsa y Telmex

Empresas como Liverpool, Telmex, Alfa, Ternium, Ford, Femsa y Mabe serían algunas de las afectadas por las modificaciones que se realicen con la nueva Ley.

La reciente propuesta de reforma a la Ley Eléctrica que promueve el presidente Andrés Manuel López Obrador busca cancelar todo tipo de permisos de generación de energía por parte de privados, lo que afectará a compañías que invirtieron cerca de 27 mil 564 millones de dólares en plantas de autoabasto, es decir para su propio consumo.

Se trata de capital inyectado por compañías como Liverpool, Telmex, Alfa, Ternium, Ford, Continental, Bridgestone, Mabe, Bio Pappel, Heineken, Nestlé, PepsiCo, SuKarne, Bimbo, FEMSA y Kellogg’s, por mencionar algunas de las firmas que no necesariamente tienen como actividad principal la venta de electricidad, pero necesitan de este insumo para operar.

“El papel preponderante del gobierno en el suministro de energía eléctrica vulnera los tratados y convenios internacionales, que indican que no debe haber limitaciones a la inversión o a la prestación de servicios más estrictas a las existentes y que se debe garantizar la no discriminación”, advirtió el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales que preside Alberto de la Fuente.


El segundo transitorio de la propuesta de reforma advierte que se cancelan todos los permisos, incluso los de generación distribuida por arriba de los 500 kilowatts, sin importar cuando se emitieron.

Información de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) muestra que de los 435 permisos de autobastecimiento en México emitidos hasta finales de 2019, 155 son de empresas que desarrollaron proyectos con operadores como Iberdrola, Demex, entre otros y 280 son inversiones directas por empresas con actividades diversas.

De los 280, 173 corresponden a telecomunicaciones, manufacturas, alimentos y bebidas e industria química, mientras que industrias de alto consumo como minería y siderúrgicas representan 31 permisos.

Gonzalo Monroy, director de la firma de consultoría energética GMEC, señaló que el autoabasto nace desde una reforma en 1994, que justamente permitió a las empresas invertir para poder generar su propia electricidad, como parte del cumplimiento del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, debido a que el sistema nacional no tenía la capacidad de cubrir la nueva demanda eléctrica, “pero ahora con este cambio quieren desaparecer incluso esta estrategia que es necesaria actualmente con el T-MEC”.

“Cuando se cancelan todos los permisos te llevas todas las reformas eléctricas creadas desde 1994, lo cual es una violación sobre derechos adquiridos, lo cual dará pie a muchas controversias nacionales e internacionales”, agregó.

Cabe mencionar que a pesar de ser una figura creada en los años 90, fue hasta 2015 cuando se registró la mayor inversión en el esquema de autoabasto eléctrico con 8 mil 310 millones de dólares inyección de capital.

“Si se aprueba la reforma, se impide a las empresas globales cumplir con sus certificaciones de industria limpia, y por lo tanto con la posibilidad de continuar con sus operaciones, y a las nacionales, las imposibilita de llegar a competir con las anteriores. Se lastima la confianza, al no cumplir con tratados internacionales como el T-MEC y compromisos con respecto al cuidado del medio ambiente y el cambio climático, lo cual generará demandas en tribunales internacionales”, señaló en un comunicado la Concamin.

Previamente, Rubén Cruz, socio líder de energía y recursos naturales de KPMG México, consideró que propuestas de este tipo también acelerarán el consumo de combustóleo para la transformación de las refinerías en México.

“El gobierno busca mantener el sistema de refinación funcionando. Para ello no puedes volver a procesar crudo, entonces para producir gasolina hay que deshacerse del combustóleo”, contó el especialista.

Reforma no desaparece CFE Fibra E

El proyecto presentado en materia energética mantiene a CFE Capital como Empresa Filial y en ningún momento contempla la desaparición de la CFE Fibra E que opera con normalidad, sin contratiempos y en términos establecidos en los contratos respectivos, dijo Roberto Solano, coordinador de análisis de Monex.

Dijo que en comentarios emitidos por la misma comisión señalan que la propuesta de reforma y la reforma anterior, están enfocadas en el sector de generación y la CFE Fibra E está anclada al sector de transmisión de electricidad y aún es una de los más rentables y estables dentro de las líneas de negocio de la Comisión Federal de Electricidad.

“En el mismo sentido, los proyectos de inversión productiva en transmisión se mantienen, así como la autonomía y gobierno corporativo de la CFE Fibra”, detallaron.