Empresas

56% de empresas aún no concluyen trámites a días de nuevas reglas de outsourcing: Coparmex

La cúpula patronal insiste en que se extienda el plazo a enero, como en el caso del sector público.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) solicitó a las autoridades laborales ampliar el plazo de entrada en vigor de la reforma en materia de subcontratación, ya que el 56 por ciento de las empresas que han solicitado su ingreso al Registro de Prestadoras de Servicios Especializadas y Obras Especializadas (REPSE) aún no han concluido el trámite.

Al día de hoy, solo el 44 por ciento de las firmas que han iniciado los trámites para su registro han obtenido la autorización del REPSE, según el presidente del organismo, José Medina Mora Icaza.

“Lo que quiere decir que al 56 por ciento de quienes lo solicitaron se les ha negado o están pendientes de que se les otorgue”, señaló.


Por ello, Mora Icaza insistió a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y a los legisladores que homologuen el plazo de entrada en vigor de la reforma al primero de enero de 2022, como en el caso del sector público, a fin de evitar afectaciones o cierres.

“Homologar el plazo contribuirá a lograr una correcta aplicación de la ley y la implementación de la reforma, lo que evitará la pérdida de plazas laborales y la extinción de fuentes de empleo necesarias” afirmó.

El líder de la Coparmex recordó que con oportunidad los empresarios habían advertido que la ampliación concedida al primero de septiembre para que se realizará el registro no era suficiente.

“Se requería de un plazo mayor, pues de acuerdo con estimaciones, 90 mil empresas han tramitado su registro ante el REPSE y la mayoría esperan respuesta positiva o negativa por parte de la STPS a escasos días de la fecha límite, lo que las sitúa en una condición de extrema vulnerabilidad, ya que podrían ser rechazadas y quedar sin la posibilidad de seguir operando” detalló.


Reiteró que esta situación implica un riesgo para empresas y sus colaboradores, pues existen al menos 250 mil empresas que podrían prestar servicios, y solo 90 mil lo han iniciado.

Expuso que aquellas compañías que no logren el registro antes del primero de septiembre tendrán el riesgo de desaparecer del mercado, o dejarán de prestar servicios a sus clientes, y si continúan haciéndolo podrían ser sujetas a sanciones, así como sus clientes.