menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cómo le ha ido a la economía de EU con Donald Trump?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Cómo le ha ido a la economía de EU con Donald Trump?

bulletEl presidente ha utilizado este tema como uno de sus principales argumentos para que los estadounidenses lo conserven en la Casa Blanca.

Diego Caso
02/11/2020
Donald Trump, presidente de Estados Unidos.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente Donald Trump buscará el martes unirse al grupo de republicanos como Ronald Reagan o George W. Bush que consiguieron ser reelectos para un segundo periodo al frente de Estados Unidos.

Una 'carta' en la que el republicano ha basado su campaña es la economía del país, que afirma ha crecido como nunca bajo su mandato.

¿Qué tan cierta es esa afirmación?

Trump juró como el presidente de EU número 45 en enero de 2017, año en el que el Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense avanzó 2.3 por ciento.

En su segundo año al frente del país, la economía creció 3 por ciento, y subió otro 2.2 por ciento en 2019, según datos de la Oficina de Análisis Económico, dando así un promedio de 2.5 por ciento.

Este 2020 probablemente dé a Trump su primer año con una contracción, después de las caídas de 5 y 31.4 por ciento en el primer y segundo trimestre del año, respectivamente, provocadas por la pandemia, aunque en el periodo julio-septiembre hubo un rebote de 33.1 por ciento.

¿Y entonces la economía sí ha crecido como nunca?

Durante el Gobierno de Barack Obama se registró un año con un crecimiento superior a lo visto durante la administración de Trump (3.1 por ciento en 2015). Con George W. Bush, el PIB estadounidense subió 3.8 por ciento en 2004 y 3.5 por ciento un año después.

Trump recibió este índice por arriba de lo que la Reserva Federal considera su objetivo, es decir, 2 por ciento.

En enero de 2017, el Índice de Precios al Consumidor estaba en 2.5 por ciento anual y llegó a un pico en junio y julio de 2018 (2.9 por ciento), según la Oficina de Estadísticas Laborales.

En 2019, el índice se puso por debajo del rango objetivo de la Fed (1.5 por ciento en febrero), aunque repuntó hacia finales del año, cerrando en 2.3 por ciento.

¿Cuál ha sido la historia en 2020? La de una tendencia a la baja, especialmente durante el desarrollo de la pandemia, llegando a ubicarse en 0.1 por ciento en mayo y 0.3 por ciento en abril. Actualmente, está en 1.4 por ciento.

También puedes leer:

¿Cuáles son los estados clave que definirán la elección en Estados Unidos?

El intento de reelección de Trump tiene en el empleo una de sus principales cartas a favor, pues la administración del republicano había mantenido una creación constante de puestos laborales antes de que llegara la pandemia de COVID-19.

Cuando tomó posesión de la Presidencia, EU tenía 145.6 millones de empleados en nóminas no agrícolas. Un año después, el número subió a 147.6 millones y cerró 2019 en 151 millones.

Este año, los efectos en la economía del virus SARS-CoV-2 provocaron que las nóminas no agrícolas cayeran hasta 130.3 millones. Aún con el ‘rebote’ visto en agosto (140.9 millones) Trump es el primer presidente de EU desde la Segunda Guerra Mundial con una pérdida neta de trabajos en su primer término en la Casa Blanca.

Cuando Obama y Trump se vieron en las escalinatas del Capitolio, Estados Unidos tenía una tasa de desempleo de 4.7 por ciento, lo que para la Reserva Federal y el Departamento de Comercio significaba una cosa: que la economía estadounidense estaba en pleno empleo y que sería difícil ver una tasa más baja.

Al cierre de 2017, el índice cayó a 4.1 por ciento, y terminó el año siguiente en 3.9 por ciento. Despidió el año anterior en 3.5 por ciento, un mínimo para la administración de Trump.

La pandemia provocó una pérdida masiva de empleos y llevó a esta tasa a un máximo de 14.7 por ciento en abril. Tras esfuerzos por una reapertura, ese índice se ubicó en 7.9 por ciento en septiembre.

Trump condenó el comercio de EU con otros países (al viejo TLCAN lo tachó como “el peor acuerdo” de los estadounidenses) y declaró una guerra comercial con China que, finalmente, produjo la ‘fase uno’ de un pacto que Beijing se ha apresurado a cumplir a pesar de la pandemia.

¿Qué tanto ha servido el empuje del exconductor de The Apprentice? En el caso de México, el déficit comercial ha ido al alza en lo que va del Gobierno de Trump: inició en 2017 con 69 mil 57 millones de dólares; subió a 78 mil 327 millones de dólares un año después, y en 2019 quedó en 101 mil 400 millones de dólares.

Con China, el escenario pinta diferente: si bien hubo un pico de 418 mil 953 millones de dólares en 2018, el déficit comercial bajó a 345 mil 204 millones de dólares al año siguiente, según datos de la Oficina del Censo de EU.

Con información de Bloomberg

También te puede interesar:

Votación legislativa: La otra gran batalla electoral en Estados Unidos