Elecciones 2021

AMLO admite ‘descalabro’ en la CDMX: ‘Aquí es donde se resiente más la guerra sucia’, dice

El mandatario dijo en su conferencia ‘mañanera’ que hay que aceptar los resultados de la elección del domingo 6 de junio.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este lunes que se deben aceptar los resultados electorales como son, esto luego de que Morena, partido de la actual gestión presidencial, obtuviera en coalición con el Partido del Trabajo seis demarcaciones de las 16 alcaldías en disputa, según datos del Instituto Nacional Electoral.

“Hay que aceptarlos (a los resultados de la elección) como son (...). En el caso de la ciudad, hay que trabajar más y tener en cuenta que aquí hay más bombardeo de medios de información, aquí es donde se resiente más la guerra sucia”, sostuvo el titular del Ejecutivo federal.

Además, López Obrador añadió que en la capital hay difusión constante de propaganda en contra de su administración, esto debido a que, señaló, “los medios tienen una influencia aquí, más que en ninguna otra parte (...), por lo que la campaña de desprestigio tiene mayor efecto”.


Por otro lado, el presidente celebró este lunes los resultados de las elecciones que se llevaron a cabo el domingo.

“Agradezco mucho porque como resultado de esta elección, los partidos que simpatizan con el proyecto de transformación que está en marcha van a tener mayoría en el Cámara de diputados, esto significa, tener garantizado el presupuesto”, sostuvo AMLO.

En tanto, remarcó que fue una jornada electoral libre, limpia y “como no sucedía en otros tiempos”.

El domingo se llevaron a cabo las elecciones más grandes en la historia de México por la cantidad de cargos públicos en disputa.

El conteo rápido del Instituto Nacional Electoral (INE) reveló que Morena obtendría entre 190 y 203 asientos en la Cámara Baja, una disminución de entre 50 y hasta 63 escaños respecto a lo que tenían antes de las elecciones, pues ostentaba 253 de los 500 asientos.

Por el contrario, el PAN habría logrado obtener entre 106 y 117 escaños, según el INE, un aumento de entre 27 y hasta 38 lugares en la Cámara Baja, pues actualmente tiene 79 curules.

El PRI también habría obtenido entre 14 y 26 asientos más, pues el rango estaría entre 63 y 75 escaños, frente a los 49 previos a las elecciones.