Los candidatos a la CDMX prometen mucho, pero ¿y el dinero?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los candidatos a la CDMX prometen mucho, pero ¿y el dinero?

COMPARTIR

···

Los candidatos a la CDMX prometen mucho, pero ¿y el dinero?

Algunas de las promesas más 'generosas' de los candidatos capitalinos tendrían que esperar, ya que CDMX no cuenta con suficiente espacio en las finanzas públicas.

Gonzalo Soto
18/04/2018
Actualización 18/04/2018 - 22:07
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Varias de las promesas más ‘generosas’ que los aspirantes al Gobierno de la Ciudad de México hicieron en el debate de esta noche tendrían que esperar, debido a que la capital no cuenta con suficiente espacio en las finanzas públicas para varios de esos proyectos.

Los candidatos hablaron de incrementar la movilidad, el número de elementos de seguridad pública, los kilómetros del Metro y otros sistemas de transporte urbano. También se comprometieron a mejorar la infraestructura hídrica con proyectos que podrían resultar demasiado costosos para la capital.

“La Ciudad de México es uno de los gobiernos que tienen más margen, tienen una recaudación local importante, pero los gastos igualmente son grandes”, explicó Juan Pardinas, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). “Me gustaría que explicaran el costo de las cosas que están prometiendo”.

Según el informe de finanzas públicas de la CDMX al cierre del tercer trimestre de 2017, último periodo disponible, los ingresos presupuestarios de la ciudad registraron 173 mil 721 millones de pesos, mientras que sus gastos ascendieron a 125 mil 32 millones. El ‘colchón’ que aparenta tener el gobierno local está comprometido debido a los gastos que se avecinan con la reconstrucción tras los sismos y la suspensión de términos de algunas obligaciones financieras.

Además, al menos 80.6 por ciento del gasto programable de la CDMX está destinado al gasto corriente, que incluye sueldos y salarios de los funcionarios y otras erogaciones para operación, mientras que solo 19.6 por ciento se destina a capital, que involucra obras públicas.

Si los candidatos desean de todos modos llevar a cabo sus proyectos más caros podrían recurrir a la deuda, que actualmente ya suma más de 77 mil 869 millones de pesos y todavía no representa un riesgo financiero para la entidad. No obstante, de acuerdo con Pardinas, un proyecto demasiado costoso sí podría cambiar esa situación favorable para el gobierno local.

“No hay que olvidar que así como ingresa recursos, la ciudad gasta, y si además se amplían los programas sociales deberán preocuparse por saber de dónde obtendrán los recursos”, afirmó el directivo del IMCO. “A menos de que el dinero crezca en los árboles o aumenten impuestos o aumenten tarifas y eso ninguno de los candidatos lo va a prometer”.