Ven fiscalmente irresponsable contener el gasto
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ven fiscalmente irresponsable contener el gasto

COMPARTIR

···
menu-trigger

Ven fiscalmente irresponsable contener el gasto

bulletEspecialistas consideraron en el foro virtual 'EF Meet Point COVID-19', de El Financiero-Bloomberg, que México tiene espacio para elevar la deuda y así garantizar una recuperación de la economía nacional.

Guillermo Castañares
08/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

México tiene la oportunidad de aumentar el gasto para tratar de mitigar los efectos negativos ocasionados por la pandemia y es una irresponsabilidad fiscal que el gobierno no otorgue estímulos ante esta crisis, señalaron economistas.

En el foro virtual “EF Meet Point COVID-19. Perspectivas Económicas: México después del encierro”, de El Financiero-Bloomberg, Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México, aseguró que el no aumentar el gasto en incentivos es ser ‘irresponsable’ fiscalmente, y señaló que el gobierno podría elevar la deuda y así garantizar una mejor recuperación.

México podría tener un impulso fiscal de entre 6 y 8 puntos del PIB para salud pública, empresas y población más vulnerable, eso va a hacer que la recuperación del país sea más vigorosa y sobretodo que tengamos una mayor tasa de crecimiento en los próximos años..., contener el gasto y tener una política de austeridad no significa ser responsable fiscalmente, creo que es ser fiscalmente irresponsable”, indicó en el foro, que fue moderado por Enrique Quintana, vicepresidente y director general editorial de El Financiero.

Serrano indicó que, aunque el gobierno no quiera aumentar la deuda como porcentaje del PIB, esta aumentará inevitablemente, por la contracción económica, y además por una menor recaudación y por la depreciación del tipo de cambio.

“Si se piensa que al contener el gasto vamos a lograr que la deuda en México como porcentaje del PIB permanezca estable, me parece que están en un error, la deuda va a aumentar de cualquier forma, aunque no se gaste un peso más; primero, porque se trata de la deuda/PIB y el PIB va a caer fuertemente; segundo, porque la recaudación va a caer, y tercero, porque la depreciación del tipo de cambio hace que el componente de deuda que está denominado en moneda extranjera aumente de manera importante”, dijo.

El economista en jefe de la American Chamber Mexico (AmCham), Luis Foncerrada, indicó que México tiene espacio fiscal, y podría aumentar los estímulos hasta en 6 puntos del PIB.

“Por supuesto que hay espacio fiscal y podríamos crear más espacio fiscal..., el gobierno tendría que llevar a cabo un apoyo fundamental, como se ha hecho en otros países, sobretodo a aquellas familias, que son muchísimas, y que se están quedando sin ingresos por la reducción del empleo o por la reducción de sus ventas”, puntualizó.

Foncerrada añadió que este es el momento en el que se tienen que dar estos incentivos, caso contrario a administraciones pasadas.

“Es el momento en que habría que hacerlo (dar estímulos fiscales), creo que muchos de nosotros fuimos muy enemigos de un endeudamiento que no tenía razón de ser hace algunos años, pero hoy es el momento; el apoyo gubernamental hay que llevarlo a cabo cueste lo que cueste, 5 o 6 puntos del PIB porque de esto va a depender, tanto el bienestar de las familias que lo requieren, como algunos micronegocios para seguir teniendo su sustento”, aseveró.

El directivo de la AmCham además recomendó que, en caso de que se dieran estos estímulos, también se deberá promover un aumento de la certeza jurídica y el Estado de derecho, lo que mejorará la percepción de la inversión nacional y extranjera.

Gabriel Casillas, economista en jefe de Banorte, coincidió en el Estado de derecho con Foncerrada, ya que, de haber mayor certeza jurídica se asegurará más inversión en el país.

“Hay cosas que fiscalmente no te cuestan y simplemente con hacer anuncios que den certeza para la inversión te pueden generar mucho más que varios puntos del PIB en gasto público; por ejemplo, un mensaje unificado con los legisladores, que dejen ese activismo legislativo, de sacar iniciativa tras iniciativa incendiaria, que va en contra del sector privado, que afortunadamente no prosperan, pero hacen mucho daño a la confianza”, subrayó.

Los tres expertos aseguraron en que este año el PIB caería más del 6 por ciento, con lo que este sería el descenso más grande desde la Gran Depresión en 1932.