menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ve Banxico un entorno económico incierto y complejo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Ve Banxico un entorno económico incierto y complejo

bulletLa autoridad monetaria ajustó sus escenarios y ahora prevé un crecimiento económico de 3.3 por ciento para el próximo año.

Rubén Rivera
26/11/2020
Actualización 26/11/2020 - 2:02
La expectativa de recuperación para 2020 se elevó de un rango de 100 a 450 mil plazas.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Banco de México ajustó sus pronósticos económicos para el país y prevé un crecimiento de 3.3 por ciento para 2021, pero advirtió que persiste un alto grado de incertidumbre sobre la evolución a futuro, tanto nacional como global.

Lo anterior, dijo, se refleja en la amplitud del intervalo de crecimiento esperado para el próximo año, que pasó de 1.3 a 5.6 por ciento de la proyección anterior, a uno de 0.6 a 5.3 por ciento.

Alejandro Díaz de León, gobernador de Banxico, señaló que después de una severa contracción en el segundo trimestre, en el tercero comenzó una recuperación, principalmente ante la reapertura de diversas actividades productivas.

“No obstante persiste una elevada incertidumbre sobre el ritmo de la recuperación en los próximos trimestres”, indicó durante la presentación del informe trimestral correspondiente a julio-septiembre.

Las actualizaciones sustituyen los tres escenarios anteriores, que exponían una recuperación en ‘V’, ‘V’ profunda y ‘U’ profunda. Ahora contempla un escenario central, en el que se prevé una caída de 8.9 por ciento para 2020 y tras un avance de 3.3 por ciento en 2021, el PIB se moderaría a 2.6 por ciento para 2022.

Díaz de León añadió que este contexto representa retos significativos para la economía mexicana, el mercado laboral y para el sistema financiero.

Señaló que la Junta de Gobierno tomará las acciones necesarias con base en la información adicional, a fin de que la tasa de referencia sea congruente con la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta en el plazo en el que opera la política monetaria.

El banco central señaló que los riesgos para la economía se encuentran sesgados a la baja debido al entorno de incertidumbre a nivel global por la evolución de la pandemia de COVID-19.

Identificó varios riesgos para la actividad productiva: que se prolonguen las medidas de distanciamiento social o que se retomen medidas más estrictas, tanto a nivel nacional como global, lo cual ocasionaría una mayor afectación a la actividad económica.

También, que se observen episodios adicionales de volatilidad en los mercados financieros, que las medidas de apoyo a nivel nacional o internacional sean insuficientes y que las secuelas causadas por la pandemia sean más permanentes.

Además se mencionó que haya reducciones en la calificación de la deuda soberana y en la de Pemex, y que persista un entorno de incertidumbre interna, la cual ha afectado la inversión. “Si la inversión no mejora mucho, no creceremos rápidamente”, dijo Díaz de León.

Entre los factores que podrían incidir favorablemente sobre el ritmo de la economía es que la pandemia se disipe en el corto plazo, como resultado de la introducción de una vacuna efectiva y que la entrada en vigor del T-MEC propicie una inversión mayor a la prevista.

La autoridad monetaria mejoró los pronósticos para el empleo formal, y de una pérdida esperada de un millón cien mil a 750 mil para 2020, ahora prevé que la caída será en un rango de 850 a 700 mil.

La expectativa de recuperación para 2020 se elevó de un rango de 100 a 450 mil plazas, a uno de 150 mil a 500 mil, y para 2022 prevé que se generarán de 300 a 500 mil puestos de trabajo.

Para la inflación se estima en 3.6 por ciento al cierre de este año, y moderará su tendencia a 3.3 por ciento para el cuarto trimestre de 2021 y a 3.1 por ciento para 2022.

Cuestionado sobre un proyecto de Ley presentado en el Senado para facilitar el flujo de divisas en los bancos, el gobernador del Banxico apuntó que ésta debe minimizar el riesgo de que fondos de procedencia ilícita se cuelen al sistema.

“Banxico está listo para trabajar con los legisladores para encontrar las mejores alternativas para fortalecer el procesamiento de divisas”, dijo y consideró que el mecanismo tiene que ser robusto y debe minimizar el riesgo de que recursos de origen ilegal ingresen al sistema financiero.

Te recomendamos:

México tendrá su mayor contracción en casi 90 años… pero pudo ser peor, según pronóstico de Banxico

Solicitudes de ayuda por desempleo en EU suben por segunda semana consecutiva