Uno de cada 4 millennials no estudia ni trabaja
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Uno de cada 4 millennials no estudia ni trabaja

COMPARTIR

···
menu-trigger

Uno de cada 4 millennials no estudia ni trabaja

bulletDe acuerdo con un estudio del BID, en México 36 por ciento de los jóvenes estudia, 24 por ciento sólo trabaja, 15 por ciento hace ambas actividades y 25 por ciento no estudia ni trabaja.

Leticia Hernández
28/12/2018
El BID explica que el término 'nini' está mal empleado porque la mayoría de los jóvenes que no estudian ni trabajan se dedican a otras actividades.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Uno de cada cuatro millennials mexicanos, nacidos entre 1980 y 2003, no estudian ni trabajan, el porcentaje más alto entre los países de América Latina, señala un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El informe arroja que en México 36 por ciento de los jóvenes estudia, 24 por ciento sólo trabaja, 15 por ciento hace ambas actividades y 25 por ciento no estudia ni trabaja.

De los jóvenes mexicanos que trabajan, 22 por ciento lo hace en la formalidad y el resto en la informalidad.

En tanto, en la región de América Latina y el Caribe 41 por ciento estudia, 21 por ciento trabaja, 17 por ciento realiza ambas actividades y 21 por ciento no labora ni estudia.

No obstante, el informe reveló que los estereotipos existentes sobre los millennials son erróneos, pues del porcentaje de jóvenes llamados ‘ninis’, la mayoría sí realiza actividades productivas como buscar trabajo, dedicarse a labores de cuidado de familiares y actividades domésticas o presta ayuda en los negocios de sus familias. De acuerdo con el estudio, esto indicaría que el calificativo ‘nini’ está mal empleado.

En México 18 por ciento de los ‘ninis’ se encuentran buscando empleo, menos que el 31 por ciento de latinoamericanos; 70 por ciento cuida a sus familiares, contra el 64 por ciento de la región; 98 por ciento participa en negocios o labores domésticas, contra 95 por ciento en Latinoamérica; tres por ciento tiene alguna discapacidad, el mismo porcentaje que en la región; y solo uno por ciento no realiza ninguna de las actividades referidas y tampoco tiene alguna discapacidad que le impida realizarlas, nivel que es inferior al tres por ciento promedio de la región.