Tribunales financieros, ‘deuda’ de la reforma financiera
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tribunales financieros, ‘deuda’ de la reforma financiera

COMPARTIR

···
menu-trigger

Tribunales financieros, ‘deuda’ de la reforma financiera

bulletLa creación de los tribunales financieros especializados es todavía uno de los pendientes de ponerse en marcha de la reforma financiera.

Jeanette Leyva
05/03/2018
Actualización 04/03/2018 - 22:49
Los tribunales podría contribuir a la disminución del riesgo de los intermediarios que operan en el sistema financiero.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La creación de los tribunales financieros especializados es todavía uno de los pendientes de ponerse en marcha de la reforma financiera, lo que podría contribuir a la disminución del riesgo de los intermediarios que operan en el sistema financiero y con ello traducirse en una baja en las tasas de interés que cobran actualmente.

En entrevista con El Financiero, Luis Robles, presidente del Consejo de Administración del Grupo Financiero BBVA Bancomer y vicepresidente de la Asociación de Bancos de México, consideró que si bien la Reforma Financiera permitió cambios importantes en el sistema, como mayor competencia en el traspaso de hipotecas, así como protección a consumidores, aún queda pendiente la puesta en marcha de los tribunales financieros especializados, lo cual es tarea del Poder Judicial.

En el marco de la 81 Convención Bancaria, reconoció que es el único pendiente de la reforma financiera, que no depende de la administración actual, “hace dos ejercicios fiscales se dotó al poder judicial de los recursos necesarios para constituir estos tribunales. Depende de que el Poder Judicial y en concreto de la Judicatura Federal que constituyan los tribunales, designen a los jueces y pueda ya empezar a operar este pendiente”.

Sin embargo, parte de este atraso, justificó, es que el Poder Judicial Federal tuvo una ‘revolución’ como consecuencia de las reformas estructurales, ya que tuvieron que crear los tribunales de competencia económica y por otro lado se tenía que terminar con el proceso de que se aprobó en 2008, del Sistema Penal Inquisitorio, lo que se puso en marcha en estos tres años.

“Lo que ha implicado que los tribunales no están operando y por lo tanto la justicia local que es al final donde se están dando las controversias sigue teniendo las deficiencias que conocemos por lo mismo, la recuperación se ve ralentizada, se hace más compleja, y esto se traduce finalmente en un porcentaje de la tasa de interés que pagan los consumidores”, apuntó.