Tasas de interés de largo plazo, en mínimos históricos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tasas de interés de largo plazo, en mínimos históricos

COMPARTIR

···
Economía

Tasas de interés de largo plazo, en mínimos históricos

18/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Esteban Rojas H.
 
En México, el costo del dinero alcanzó mínimos no vistos, particularmente en el incurrido por el gobierno federal con la emisión de papel de deuda en el mercado primario.
 
En la subasta de valores gubernamentales número 8 del año, es posible que la tasa del denominado bono M a 10 años, con vencimiento en junio de 2022, posiblemente presente una reducción de cerca de 0.43 puntos.
 
De ser así, el rendimiento del M a 10 años sería inferior al anterior mínimo histórico de 5.12%, el cual estuvo vigente desde el pasado 26 de julio del 2012.
 
La baja en la tasa de interés en los denominados bonos a tasa fija, se ha dado, en las últimas semanas, a contracorriente del alza observada en sus similares en Estados Unidos (EU).
 
Dicha situación ocasionó que, en la semana pasada, el diferencial de tasas a favor de nuestro país en los bonos a 10 años haya caído incluso por momentos por debajo de la barrera de los 300 puntos base, algo que no ocurría desde agosto de 2007.
 
El cierre entre la brecha en el diferencial de tasas, puede contribuir a suavizar la fuerte afluencia de capitales provenientes del exterior al mercado de deuda nacional, lo que de suceder, ayudaría a frenar o terminar el boom observado en el mercado de bonos.
 
Es importante destacar el desigual desempeño en las tasas de interés en el mercado primario. Por un lado, en las reportadas por instrumentos con vencimiento a un año se encuentran lejos de alcanzar sus mínimos históricos, en tanto que en varios instrumentos con un horizonte de vencimiento mayor, han establecido nuevas marcas a la baja.
 
En la subasta primaria a efectuarse a principios de la semana, es probable que los Cetes muestren una cierta inclinación a la baja, pero todavía muy lejos de sus mínimos establecidos entre el 2010 y el 2011.
 
En otro frente, a finales de la semana, el Inegi dará a conocer el resultado de la inflación para la primera quincena de febrero, esperando que en el indicador general pueda presentar un moderado incrementó a tasa anual.
 
En tanto que la subyacente podría continuar bajando a mínimos nunca vistos, al consolidar por debajo de 3.0%.
 
El rebote de la inflación general podría ser coyuntural para retomar su tendencia descendente a partir de abril y seguir confluyendo hacia el objetivo de 3.0%.
 
Sin embargo, habría que estar alerta para ver que el nuevo brote de la gripe aviar, surgido en Guanajuato, no se vaya extender y pueda prolongar las presiones alcistas sobre los alimentos.