T-MEC y la reforma al 'outsourcing' traerán ‘cortitas’ a las empresas, afirma consultora
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

T-MEC y la reforma al 'outsourcing' traerán ‘cortitas’ a las empresas, afirma consultora

COMPARTIR

···
menu-trigger

T-MEC y la reforma al 'outsourcing' traerán ‘cortitas’ a las empresas, afirma consultora

bulletEl nuevo Tratado también podrá generar una mayor actividad sindical en México y de forma indirecta pudiera potencializar una alza en los costos laborales, beneficios y salarios.

Clara Zepeda
12/02/2020
Nuevas leyes en outsourcing y el T-MEC pondrán la lupa en las empresas
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como una reforma al outsourcing en el país, darán dientes para fiscalizar el incumplimiento de los tratados laborales en México, afirmó la consultoría internacional EY.

Durante el seminario: “Principales aspectos y desafíos que traerá la entrada en vigor del T-MEC”, Diego González, Associate Partner Laboral de EY México, explicó que en el T-MEC no hay una regulación específica en materia del outsourcing o subcontratación.

Sin embargo, en las letras pequeñas del Tratado, los estados miembros se comprometen a no discriminar en materia laboral, eso implica que cualquier esquema de personal, outsourcing, usado para diferenciar salarios en las industrias que comercialicen con Estados Unidos y Canadá, pudiera caer dentro del Panel de Expertos.

Dicho Panel tendrá la encomienda de verificar una posible violación a derechos laborales (derecho a la libertad sindical, negociación colectiva, no precarización, salarios y beneficios bajos) dentro de las empresas que comercialicen productos o servicios, así como las que por tercera vía lleguen a comercializarse.

“Una posible reforma al outsourcing en México, una actividad de inspección de la Secretaria del Trabajo, una iniciativa de reforma de contratación e inspeccionando a las empresas, el Panel de Expertos se activaría de manera inmediata”, precisó González.

El especialista laboral en la consultoría detalló que el obstáculo primario para que funcione la vigilancia será el presupuesto.

“Es difícil pensar que la Secretaría del Trabajo y el propio Panel (el mexicano) tendrán los recursos humanos y financieros suficientes para poder inspeccionar a las empresas mexicanas donde mayormente existen estos contratos de outsourcing”, reconoció González.

De forma directa podrá generar una mayor actividad sindical en México, y de forma indirecta pudiera potencializar una alza en los costos laborales, beneficios y salarios.

En la política mexicana, hay sindicatos de protección, colectivos de protección, sindicatos blancos, los cuales no tienen la representación de los trabajadores. Cómo referencia, más o menos, el 13 por ciento de la población laboral mexicana en un empleo formal está sindicalizada. Es bajo, aseguró EY.

El entorno retador, dijo la firma, en la industria laboral y automotriz es por dos circunstancias: detrás de esta regulación del Tratado están los sindicatos de la industria automotriz en EU y Canadá y, de alguna forma, hoy estamos viendo un mercado laboral convulsionado por la entrada de nuevos sindicatos.

“Sindicatos antagónicos a los oficiales en México, lo que genera presión local por este nuevo sindicalismo, que tiene un peso en el Senado, sindicalismo en EU y Canadá, reto muy importante”, precisó Diego González.

Con la puesta en marcha del T-MEC, el sector laboral y la industria automotriz tendrán un mayor impacto en las operaciones de las empresas y en su cadena de suministro debido a los cambios previstos en el tratado, estima la consultora EY México.

“Las empresas están listas para el primer año del T-MEC, los riesgos están en el sector laboral y autopartes”, prevé Rocío Mejía, socia líder de Global Trade e Impuestos Indirectos de EY.

El T-MEC, cuya ratificación se espera ocurra en las próximas semanas por parte de Canadá, entrará en vigor tres meses después de que se reciba la notificación de aprobación por parte de este país. Por lo que puede entrar en vigor en junio, julio o enero de 2021.