Economía

Sin certeza en energía se perderá competitividad, afirman industriales

La Canacintra solicitó no cambiar las reglas ante el panorama poco claro en las elecciones de Estados Unidos.

La competitividad de la actividad económica del país está en riesgo por la falta de confianza y garantía en la aplicación del marco legal en materia energética para la atracción de inversiones, señaló Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), en la víspera de un posible cambio en la política comercial y energética en Estados Unidos por las elecciones presidenciales de ayer.

"Aunque nuestro futuro no depende del resultado de la contienda electoral en Estados Unidos, en caso de que se produzca una victoria de parte de los demócratas, tendremos una agenda mucho más amplia y compleja, y el sector energético es parte muy importante de nuestra relación", indicó el empresario.

En este sentido, Castellanos explicó que "un relajamiento de la relación comercial entre Estados Unidos y China, en caso de que gane Biden, complicaría las expectativas de recuperación para nosotros. Y apostar a lo que pase entre otros es un error".


Así, afirmó que al fortalecer las energías fósiles, está en juego el futuro del sector energético y la calidad del servicio, por lo que se debe anteponer el discurso ideológico a la razón.

"Necesitamos mayores inversiones y sobre todo confianza para atraer inversiones. Cambiar las reglas del juego de manera intempestiva, enviando iniciativas al Congreso para contar con leyes a modo, o utilizando a las propias instancias reguladoras como la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el Centro Nacional de Control de Energía y la propia Secretaría de Energía para beneficiar a las empresas estatales sin ningún pudor, exhibe poca seriedad y tendrá consecuencias", detalló en conferencia de prensa.

Reiteró que la falta de certidumbre en las reglas del juego provocó incluso preocupación de los congresistas estadounidenses ante los intentos de ignorar las normas y socavar el espíritu del Acuerdo México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), lo que se expresó en una misiva enviada la semana pasada por el Comité de Finanzas del Senado estadounidense al presidente Donald Trump.

"Estas preocupaciones reflejan la necesidad de establecer normas y acatarlas, no buscar la manera de darles la vuelta. De eso se trata el Estado de Derecho. Y eso aplica para todos, mexicanos o no", apuntó.

El país enfrenta serios problemas de suministro de energéticos, tanto de gas natural como de electricidad, lo que repercute en la competitividad, por lo que Castellanos afirmó que el gobierno debe tomar acciones bajo el esquema que considere oportuno para permitir la inversión y construir más gasoductos ya que mientras haya dependencia del suministro de gas natural desde Estados Unidos, no se podrá hablar de una soberanía energética.

"No es posible que México teniendo grandes reservas de gas natural, importe el 70 por ciento de su consumo. Es producto de una cerrazón, si las empresas productivas del Estado como ya es manifiesto, dada su situación de insolvencia, que hagan los farm-outs, alguna coinversión, asociación público-privada, el esquema que quieran para generar la producción de gas natural y poder construir mayores gasoductos", apuntó.

CFE presenta deficiencias en rentabilidad y gobernanza: ASF