Se dispara gasto en prestaciones a servidores públicos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se dispara gasto en prestaciones a servidores públicos

COMPARTIR

···

Se dispara gasto en prestaciones a servidores públicos

Pese a las medidas de austeridad, el gobierno erogó 11 mil 776 mdp en estímulos por puntualidad, así como 10 mil 660 mdp en asistencia.

Zenyazen Flores
26/06/2018
Con lo que el gobierno entregó en estímulos por asistencia a servidores públicos se podrían cambiar 52 mil camas.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El gasto en prestaciones que perciben los servidores públicos se disparó en 2017, a pesar de las medidas de austeridad aplicadas.

Entre las prestaciones más costosas están los estímulos de puntualidad que sumaron 11 mil 776 millones de pesos anuales y el de asistencia, que implicó un gasto de 10 mil 660 millones de pesos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El monto erogado por el gobierno en estímulos por asistencia, equivale al costo de reemplazar las 52 mil camas en servicio existentes en el Seguro Social por camas nuevas para agregar infraestructura.

De acuerdo con Hacienda, en 2017 el gobierno gastó en total 361 mil millones de pesos en prestaciones ordinarias, que son las que establece la Ley y las que se desprenden de los contratos colectivos de trabajo, y extraordinarias, que incluyen estímulos diversos. Ese gasto implicó un aumento nominal de 13.3 por ciento tan sólo en un año, es decir, entre 2016 y 2017, lo que implicó un gasto adicional por 42 mil 500 millones de pesos.

Hay margen para reducir prestaciones de funcionarios, los recortes a éstas son más flexibles para mandos medios y altos, pero hay personal de base con un contrato firmado al que les es difícil modificar sus prestaciones”, señaló Alejandro González, director general de la organización Gestión Social y Cooperación (Gesoc).

Sin embargo, en los primeros cuatro años del actual gobierno, de 2013 a 2016, el gasto en prestaciones sólo creció 5.5 por ciento, por las medidas de austeridad aplicadas por el gobierno.

El mayor gasto en prestaciones estuvo impulsado por las establecidas en los contratos, que crecieron 18.3 por ciento en 2016-2017, cuando de 2013 a 2016, subieron 2.7 por ciento.

“Las prestaciones extraordinarias como estímulos por asistencia no deberían existir, pero si el próximo gobierno decide dejarlas porque están en un contrato, debe haber un ejercicio de rendición de cuentas, pues esas prestaciones provienen de recursos públicos”, dijo María Fonseca, de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey.