Economía

¿Sacaste un auto a crédito y te lo robaron? Esto es lo que puede pasar con tus finanzas

En México el financiamiento y el robo de autos dejan un 'boquete' financiero en los mexicanos ‘demoledor’, según un estudio de Lo Jack.

Dado que un 70 por ciento de los mexicanos adquiere un automóvil nuevo mediante un crédito, la elevada incidencia de hurto, con una tasa anualizada de robo de autos por arriba de un 20 por ciento al primer trimestre de 2018, está dejando a los compradores un importante 'boquete' con respecto al monto que invirtieron.

De acuerdo con el estudio "No cede el robo de autos en México y ahora este crimen pega fuerte a las finanzas personales", elaborado por Lo Jack, la elevada incidencia del robo de autos en México impacta las finanzas personales de los mexicanos, debido a que más de dos terceras partes de los vehículos nuevos que se venden en el país son colocados a través de algún tipo de financiamiento.

Cuando el auto es robado durante la primera mitad del plazo del crédito, los seguros le pagan al dueño legal del vehículo (el acreedor, es decir, la institución financiera que provee el crédito) con lo cual el usuario del auto (deudor) habrá pagado mensualidades sólo para cumplir con los intereses y muy probablemente una mínima parte del capital del préstamo.

Es decir, debido a que las primeras mensualidades del crédito se canalizan al pago de intereses, es muy factible que, al final, el usuario comprador del vehículo reciba un cheque menor al monto invertido al principio para adjudicarse el automóvil. O sea una cifra menor al enganche para adquirir uno nuevo.

El golpe para las finanzas personales de las familias mexicanas es "demoledor", dice Lo Jack. Por ejemplo, un vehículo de 400 mil pesos, adquirido con un crédito a tres años a una tasa de 10 por ciento, es muy probable que el comprador se haya adjudicado el auto pagando más o menos el 15 por ciento de enganche (60 mil pesos); más 12 mil pesos como pago de tenencia y el pago de 16 mil de la primera mensualidad. El primer pago del comprador fue de aproximadamente 88 mil pesos.

Supongamos que el usuario del auto paga por los próximos 11 meses 176 mil pesos por concepto de mensualidades, cantidad que sumada a los 88 mil pesos pagados al inicio del crédito se redondea a 264 mil pesos.

Si ese mismo auto es robado al año de haberlo sacado de la agencia, el seguro contratado a valor factura pagaría 400 mil pesos, menos el 10 por ciento de deducible, con lo cual, la institución que financió la compra del vehículo, recibiría un cheque por 300 mil pesos, cantidad que sumada a los 264 mil pesos abonados, sería suficiente para liquidar el crédito de la unidad.

Sin embargo, debido a que las primeras mensualidades del crédito se canalizan al pago de intereses, es muy factible que en el ejemplo, al final el comprador del vehículo reciba un cheque menor al monto invertido al principio para adquirir el automóvil.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) ha revelado que fueron robados 91 mil 376 vehículos asegurados entre marzo de 2017 y febrero de 2018, un incremento de 22.7 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, Marco Ascencio de la Rosa, director de operaciones de Lo Jack, aseveró que en la realidad que vive México, la tecnología de radiofrecuencia diseñada, específicamente para la recuperación de vehículos robados, tiene un costo de 8.8 pesos diarios.

"Ese es el costo de vivir diario con la tranquilidad de que tu auto si es robado será localizado, recuperado y entregado a su legítimo propietario", aseguró De la Rosa.