Robo de vehículos pesados se dispara 90% en 5 años: AMIS
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Robo de vehículos pesados se dispara 90% en 5 años: AMIS

COMPARTIR

···
menu-trigger

Robo de vehículos pesados se dispara 90% en 5 años: AMIS

bulletCuatro de los 10 modelos más robados están relacionados a las mercancías, afirmó Recaredo Arias, director de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros.

Clara Zepeda
03/12/2019
Actualización 03/12/2019 - 16:05
El robo de automóviles pesados tiene cuatro implicaciones económicas que van relacionadas, explicó la AMIS.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El robo de vehículos pesados se disparó un 90.5 por ciento en cinco años, lo que ha provocado pérdidas patrimoniales, daño al crecimiento económico, violencia en exceso, pérdida de utilidad de la empresas y desempleo, reveló este martes la La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

La AMIS precisó que el robo de vehículos pesados pasó de 5 mil 941 unidades al cierre de noviembre 2013-octubre 2014, a 11 mil 315 al mismo periodo de 2018-2019.

Durante la presentación de las cifras de robo y recuperación de vehículos asegurados a octubre de 2019, Recaredo Arias, director general de la Asociación, precisó que cuatro de los 10 modelos más robados en el país está relacionado a mercancías.

“La pick up, de transporte de mercancía ligera, se ubica en la primera posición de los cinco modelos de vehículos más robados. El camión Kenworth está en la quinta posición, así como tractocamiones y semirremolques y motocicletas. Cuatro de los 10 modelos más robados están relacionados a las mercancías”, detalló Arias.

Añadió que este hurto ya se reconoce como de alto impacto. También ya fue considerado delito grave y relacionado con el crimen organizado.

De acuerdo con Carlos Jiménez, titular de Autos y Daños de la AMIS, la recuperación de los vehículos pesados, en 2014, eran recuperados uno de cada dos unidades.

“De ahí se vino mermando y fuimos al 49, 42, 36 (por ciento), que fue la cifra menor en el 2017, y de ahí se vieron mejoras, al 37 y 40 por ciento; es decir, si bien el 40 por ciento va a la alza no puede compararse con el 50 por ciento que se tenía al cierre de 2014. De ahí que sí vamos hacia arriba, pero estamos lejos de recuperar la mitad que se hacía en 2014”, precisó Jiménez.

El especialista de autos y daños de la AMIS explicó que el robo de automóviles pesados tiene cuatro implicaciones económicas.

"El primero es en el crecimiento de la economía, porque esto representa una pérdida patrimonial para las empresas que trasladan la mercancía y empresas que esperan esa mercancía para venderla. El número dos es el impacto a la economía formal porque se vende la mercancía en mercados informales", aseguró Jiménez.

Sostuvo que el número tres es el impacto a la salud "porque este delito, particularmente, se lleva a cabo con violencia en exceso, ya que se necesitan 4 o 5 vehículos para parar la unidad. El cuatro es el impacto social además de todo esto, porque las empresas cuando terminan con su patrimonio mermado genera pérdida de utilidades y generan desempleo", señaló Jiménez.

Arias reveló que en los últimos 12 meses (noviembre de 2018 a octubre de 2019) el robo a vehículos ascendió a 86 mil 781, una disminución de 8.1 por ciento, para el mismo periodo en relación al 2017-2018.

Si bien ha disminuido el robo, aún la tendencia a la baja no es clara, y en entidades como Jalisco y Guanajuato este delito sigue incrementándose.

Por su parte, Manuel Escobedo, presidente de la AMIS, comentó que se prevé un crecimiento este año arriba de un 5.0 por ciento.

“Se han superado las expectativas de este año. En preliminar esperamos un crecimiento en 2020 de entre 3.5 y 5.5 por ciento, debido al desfase que tiene el sector con relación al crecimiento económico”.

Escobedo manifestó que tienen un mayor optimismo para el próximo año, aunque la falta de la aprobación del T-MEC en Estados Unidos no pone claridad en las reglas del juego comercial.