Riesgo de crisis de recursos en el Estado: Navarrete
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Riesgo de crisis de recursos en el Estado: Navarrete

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

Riesgo de crisis de recursos en el Estado: Navarrete

bullet

09/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Zenyazen Flores / Leticia Rodríguez
 
México debe abandonar los programas sociales con enfoque asistencialista y más bien apuntar a proyectos productivos que fomenten el empleo formal. De lo contrario se corre el riesgo de que en el mediano plazo se detone una crisis de recursos del Estado, advirtió Alfonso Navarrete Prida.
 
En entrevista con EL FINANCIERO, el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) alertó que "ya estamos empezando esa etapa de crisis" de recursos; ello, si se considera que hay un universo de 29 millones de trabajadores que laboran en la informalidad y que el Estado debe dotarlos de protección social.
 
Muestra de ello es que a pesar de que tanto al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) como al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se les ha dado viabilidad financiera en las administraciones zedillista y foxista, son instituciones en riesgo que tardarán "años" para alcanzar una estabilidad financiera de largo plazo, sobre todo en los sistemas de pensiones.
 
Observó, además, que la reforma laboral significará una "presión" adicional para el IMSS, ya que las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT) implican una "baja sensible" en el nivel de cotización mínima al instituto y, por lo tanto, serán necesarias reformas a la Ley del Seguro Social orientadas a adaptarla a la flexibilización de la contratación individual.
 
Adelantó que sería en el tercer trimestre de 2013 cuando comenzaría a operar el seguro de desempleo temporal, considerado dentro del Pacto por México, y en una primera etapa atendería a 750,000 personas.
 
También delineó los 3 ejes que contendrá la política laboral de la presente administración:
 
1) Crecimiento económico.
2) Crecimiento ligado a la generación de empleos.
3) Equilibrio entre los factores de la producción, a fin de alcanzar la meta de crear un millón de empleos al año.
 
Planteó que el sistema de seguridad social universal, el seguro de desempleo y el tránsito de trabajadores informales a la formalidad serán posibles si se consolida una reforma hacendaria y energética que permita recaudar más recursos.
 
En ese contexto insistió en la necesidad de que se aprueben esas reformas y que los partidos políticos lleguen a acuerdos en este tema, ya que las modificaciones al marco fiscal y energético son fundamentales para hacer frente a la demanda de mayores recursos y generar más crecimiento y empleo.
 
Desafíos
 
La generación de un millón de empleos, contar con una política laboral y un sistema de protección social, recuperar el poder de compra del ingreso de los trabajadores, y evitar la precarización del trabajo, constituyen algunos de los principales objetivos de esta administración.
 
—Cada sexenio se fija una meta de empleo y no se logra —se le cuestionó.
 
—Absolutamente, porque todo el incentivo ha estado hacia la informalidad.
 
—¿Es como un círculo vicioso, porque hay complejidad para pagar impuestos y hay requisitos que a veces no pueden cumplir las Pymes?
 
—Es un círculo vicioso. Por eso el gran reto es poder generar un sistema de protección social o sistema de seguridad social universal que no sea remedial, sino que ponga el incentivo hacia la formalidad.
 
"Mientras en el país sigamos teniendo políticas asistenciales y que la política electoral siga siendo «de dar»; es decir: te doy porque eres joven, te doy porque eres viejo, te doy porque eres madre soltera, te doy porque eres madre casada, te doy porque..., ¡vamos!, te doy por todo, mientras eso sea la oferta electoral y los programas de gobierno estén orientados a eso, pues el incentivo es perverso, porque es el círculo vicioso de la informalidad.
 
"O sea, ¿por qué tengo que luchar por cotizar, por pagar impuestos, si de esta manera en el corto plazo yo tengo, finalmente, recursos que no me están propiciando luchar por hacer el esfuerzo de lo que implica la contabilidad?
 
"Por eso, el sistema de seguridad social tiene que pasar por ordenar todos estos apoyos asistenciales hacia un objetivo común, que es tener mayor empleo formal.
 
—¿Alcanzarán los recursos?
 
—Se vuelve una crisis en el mediano plazo y en el largo plazo hacia el Estado, que ya estamos empezando esa etapa ¿eh?, pues tienes casi 30 millones de informales a los que debes destinarles recursos.
 
—¿Estamos frente a una crisis social?
 
—No, yo no le llamaría crisis social, sino (que) me estoy refiriendo a la crisis del Estado en cuanto a recursos. Tienes que tener más recursos fiscales para más programas asistenciales, porque estás gastando ese dinero que podría ser utilizado en detonar proyectos productivos de empleo directo que deberían estar en ese lado.
 
Seguridad social
 
Navarrete Prida explicó que el sistema de seguridad social universal que se plantea en la administración del presidente Enrique Peña Nieto, está dirigido a la población que no tiene seguridad social (trabajadores informales), es decir que carece de atención médica, capacitación y acceso a un seguro de desempleo como "amparo" en caso de quedar sin trabajo.
 
En ese sentido adelantó que hacia el tercer trimestre de este año se tendría el inicio de dicho programa, que en una primera etapa atendería a alrededor de 750,000 personas y tendría una temporalidad de entre 6 meses y un año, y estaría vinculado a esfuerzos "reales" de inclusión laboral y capacitación de los desempleados.
 
"El diseño que se está pensando en la parte del seguro de desempleo es si tiene que pasar por modificaciones legales, y esto le corresponde al Congreso de la Unión", y por lo que toca al financiamiento del seguro, "en el Servicio Nacional de Empleo lo que tenemos en recursos es lo que destinaríamos para poder cubrirlo".
 
No obstante aclaró que el tema del financiamiento aún se está discutiendo.
 
Sobre las dificultades que precisamente hay en algunos países de la Unión Europea, como España, donde no ha sido posible sostener los apoyos en materia de seguridad social, manifestó que sería una llamada importante para México, ya que debe cuidarse de no tener una economía de ficción.
 
El camino que ha seguido México, dijo, es el de contar con finanzas públicas sanas, otorgar aumentos salariales que respondan a una economía real y que no generen presiones inflacionarias.
 
Informalidad
 
El titular de la STPS admitió que la informalidad es una medida de contención, como señala el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP), pero "no podemos apostarle a un país que se sostenga en la informalidad. Por eso digo que se genera una crisis en el Estado".
 
—¿Cuál sería la meta de reducción respecto a la informalidad?
 
—La meta va en función de que al final del sexenio todos los mexicanos tienen que estar en un sistema de protección social o de seguridad social universal.
 
Navarrete Prida indicó que la reforma laboral es un "plus" para lograr disminuir el nivel de informalidad, toda vez que la reformada LFT flexibiliza la contratación individual y es un "magnífico incentivo" para que muchas pequeñas y medianas empresas puedan pasarse al campo de la formalidad.
 
Mencionó que son 3 los grupos que se buscará pasar de la informalidad a la formalidad:
 
El primero es el que tiene que ver con las Pymes que no llevan libros contables y que son alrededor de 617,000. Por su condición laboral, el segundo grupo factible serían los trabajadores domésticos, que suman 2.5 millones de personas en el país. Un tercer bloque son los trabajadores agrícolas.
 
"Generar incentivos reales para que pasen al pago de impuestos y entrar a la formalidad es el objetivo del gobierno de Peña Nieto."
 
Poder adquisitivo
 
El salario mínimo registra una pérdida de su poder adquisitivo de 78% en las últimas 3 décadas, refirió, lo que es un rezago de muchos años, pero que durante este sexenio se buscará revertir con el impulso a la productividad.
 
Pero advirtió que la recuperación salarial también dependerá del crecimiento económico y de dos factores: la responsabilidad del Estado en el fortalecimiento del mercado interno, a través de generar cadenas de valor y de producción, y apoyar a las Pymes como promotoras del empleo.
 
"Vamos a poder hablar de fechas concretas de recuperación salarial cuando haya capacidad para concretar reformas como la hacendaria, y que podamos acercarnos, aunque sea someramente, a tasas de captación tributaria del 25% del PIB. Nosotros recaudamos un 10%".
 
En el caso de la elaboración de la política laboral, Navarrete Prida manifestó que se deben considerar diversos factores, entre éstos la política económica, la situación financiera y monetaria, la inversión, la producción y capacitación.
 
Finalmente insistió en que los programas deben dejar de ser paliativos y orientarse hacia la productividad e implicar un crecimiento individual, que se traduzca en recuperación salarial y acceso a la protección social.