Economía

Renovables, ‘esperanza’ de la inversión extranjera

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, detalló que estos tipos de energías encabezan el Top 3 de sectores con mayor atractivo para los flujos de inversión foráneos.

La Inversión Extranjera Directa (IED) en fuentes de energía renovable puede ser el catalizador para que México cambie su estructura productiva hacia la sostenibilidad, ya que estas encabezan el Top 3 de sectores con mayor atractivo para los flujos de inversión foráneos, señaló Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

"El potencial energético que tiene México es muy importante, tiene áreas de exposición solar tan importantes como las que puede tener Chile; tiene una gran capacidad de viento y de industria eólica", dijo la funcionaria al señalar la necesidad de plantear una nueva economía sostenible capitalizando el dinamismo de los proyectos en el sector energético, que junto con las tecnologías digitales y equipo médico, son los sectores con mayor potencial para atraer inversión extranjera directa hacia América Latina.

Sin embargo, la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, que busca preferenciar la operación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), afectaría a inversiones privadas foráneas que han sido realizadas conforme a las normas establecidas y los tratados comerciales en vigor en el momento de concretarse, advirtieron por separado las cámaras de comercio de Estados Unidos (US Chamber) y la de España (Camescom).


El sector tiene peso, pues la IED en la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica representó el 4 por ciento del total en México a septiembre del 2020, siendo los sectores que más captan estos flujos la manufactura, el sector financiero y el transporte, acaparando el 40.1, 18.4 y 11.8 por ciento del total.

Así, el monto de inversión extranjera en energías renovables hacia América Latina alcanzó su récord en 2019, en 21 mil millones de dólares, que representaron 19 por ciento del monto total y el 84 por ciento se dirigió a Brasil, México y Chile, según informó la Cepal.

Libertad Económica, el reto

Sin embargo, para que la inversión extranjera directa impulse el crecimiento hay que alinearlas al plan de desarrollo del país y acompañarlas de certeza jurídica, y México ha ido a la baja en el índice de Libertad Económica desarrollado por The Heritage Foundation, donde México ocupó el lugar 67 entre 186 países con un marcador de 66 puntos.

De los cuatro pilares que componen al índice, el de Estado de derecho es el más débil en México con puntuación de 34.7 puntos en efectividad judicial, 36.7 puntos en integridad gubernamental, y 58.3 puntos en derechos de propiedad.

"La revocación de reformas anteriores por parte del nuevo gobierno ha aumentado considerablemente el costo de los subsidios y el conducto presupuestario a empresas estatales ineficientes", señala el reporte sobre México de la fundación, y añade que a pesar de un fuerte deseo de atraer más inversión extranjera, "el régimen de inversiones carece de eficiencia y se ve obstaculizado por la inestabilidad", señaló el documento.