Se registra ingreso récord de remesas al cierre de julio
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se registra ingreso récord de remesas al cierre de julio

COMPARTIR

···

Se registra ingreso récord de remesas al cierre de julio

El reporte mensual del Banxico mostró que la entrada de ‘migradólares’ registraron un crecimiento de 14.4 por ciento en julio, su mayor aumento en ocho meses.

Héctor Usla
02/09/2019
Actualización 03/09/2019 - 4:50
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El ingreso de remesas familiares ascendió a 3 mil 270 millones de dólares durante julio, lo que representó un incremento anual de 14.4 por ciento, su mayor expansión en los últimos ocho meses, según registros del Banco de México.

De esta forma, la entrada de ‘migradólares’ acumuló tres meses consecutivos rompiendo la ‘barrera’ de los 3 mil millones de dólares, teniendo como máximo histórico la captación de 3 mil 282 millones de dólares recibidas durante mayo.

La actualización divulgada por el Banxico reveló que, en realidad, no hubo una disminución de 0.7 por ciento anual en la captación de remesas durante el pasado junio, sino un incremento de 1.3 por ciento, por lo que la llegada de billetes verdes a nuestro país acumuló 40 meses consecutivos de expansiones.

Un evento importante que pudo haber impulsado la llegada de remesas a nuestro país fue el anuncio de redadas generalizadas hacia familias migrantes en Estados Unidos.

“Creemos que desde que la noticia se publicó, ayudó a inducir un mayor flujo de remesas, considerando que los migrantes pudieron haber descontado una mayor probabilidad de ser deportados”, puntualizó Grupo Financiero Banorte en un reporte.

El nivel promedio del peso mexicano mostró una apreciación, pasando de 19.27 por dólar en junio a 19.05 en julio.

De esta forma, el flujo de remesas entre enero y julio del presente año ascendió a 20 mil 524 millones de dólares, cifra superior en 7.4 por ciento a lo observado durante el mismo periodo del año anterior.

El reporte mensual reveló que se realizaron 9 mil 488 operaciones para enviar dinero a nuestro país. El promedio de remesas fue de 340 dólares (alrededor de 6 mil 841 pesos), lo que representó su mayor nivel en ocho meses.

Alrededor del 95 por ciento de los dólares que llegaron a territorio mexicano durante el primer semestre del año provienen de Estados Unidos.

México es la tercera economía receptora de remesas en el mundo, luego de la India y China.

Entre los principales usos que se le suelen dar a los ‘migradólares’ se encuentran manutención, salud y educación.

Además, fueron la principal fuente de divisas en los 12 meses que terminaron en junio; sumaron 34 mil 687 millones de dólares, contra 29 mil 369 millones que se captaron de inversión extranjera directa y muy por arriba de los 21 mil 824 millones por turismo.

En términos de pesos, los envíos de dinero acumularon 392 mil 955 millones, monto superior en 7.8 por ciento a los 364 mil 497 millones del periodo de enero a julio del 2018.

Un evento importante que pudo haber impulsado la llegada de remesas a México fue el anuncio de redadas generalizadas hacia familias migrantes en Estados Unidos. “Creemos que sólo el aumento en la probabilidad de ser detenidos fue suficiente para impulsar a las remesas”, puntualizó Grupo Financiero Banorte en un reporte.

Para Carlos González, subdirector de estudios económicos de Scotiabank, hay otros factores que también están contribuyendo al continuo soporte de las remesas y tienen que ver con la favorable evolución económica y laboral en Estados Unidos, que ha estimulado el envío de dinero a territorio mexicano.

Sin embargo, señaló que ambos factores ya están apuntando hacia una desaceleración, lo que en algún momento podría impactar el ritmo de avance de las remesas.

Alberto Ramos, economista para Latinoamérica de Goldman Sachs, espera que el crecimiento de las remesas se estabilice entre 4 y 6 por ciento a tasa anual en adelante, luego de la fuerte expansión de 14.4 por ciento registrada en julio.

“Los sólidos flujos de remesas de los trabajadores han estado agregando apoyo a la cuenta corriente y al consumo privado, particularmente para las familias de bajos ingresos, que tienen una alta propensión al consumo y son los destinatarios abrumadores de tales transferencias”, enfatizó el especialista.