Economía

Reforma eléctrica causará un impacto económico comparable a la cancelación del NAIM: experto

David Berezowsky, abogado del despacho Foley Arena en México, avizoró que habrá una oleada de amparos y demandas internacionales.

La aprobación de la Reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) tendrá un efecto económico comparable al que se observó durante la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), prevé David Berezowsky, abogado del despacho Foley Arena en México.

"Viene un problema serio para el país. La aprobación de la Reforma a la Ley de la Industria Eléctrica tensará aún más el ambiente con los inversionistas, nacionales y extranjeros", expresó.

El especialista de la firma Foley Arena advierte que todos los generadores van a ser muy afectados, no sólo por el despacho de energía, sino porque vendrán cancelaciones de permisos de generación que fueron otorgados bajo el régimen de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, entre ellos el autoabasto y la cogeneración, así como los IPPs.

"La Comisión Federal de Electricidad no puede por sí sola satisfacer el cien por ciento de la demanda energética del país. Sus centrales, por ser tan viejas, tienen niveles de indisponibilidad importantes en la generación, por lo que los apagones seguirían ocurriendo. Es indispensable la participación privada", detalló.

Vendrán olas de amparos y demandas internacionales

El litigante señaló que una vez promulgada la ley, llegarán una ola de amparos por parte de todos los generadores de energía afectados, aunque también surgirán procedimiento de arbitraje internacional de diversas empresas para proteger sus inversiones ya sea bajo el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el Tratado de Asociación Transpacífico (TIPAT), así como el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM).

"Este giro a la ley se puede considerar una expropiación indirecta bajo la cobertura de los tratados internacionales. Los inversionistas llegaron a invertir a México con unas reglas que hoy están cambiando. Sin embargo, una expropiación directa de activos sería complicada, porque el Estado no tiene los recursos para nacionalizar la industria eléctrica", asegura.

Aunado a esto, los efectos ambientales de esta reforma provocarán el incumplimiento de México a sus metas de reducción de gases de efecto invernadero y de transición energética previstos tanto en su régimen interior como en los tratados internacionales suscritos en esa materia, agregó el especialista.

Industria eléctrica es ejemplo de incertidumbre para inversionistas

La industria eléctrica captó 906 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) durante 2020, lo que representó una contracción anual de 58.35 por ciento, esta caída se suma a la contracción de 60.87 por ciento observada en 2019, según cifras de la Secretaría de Economía.

Al respecto, Ramsés Pech, analista del sector energético, señaló que debido a la incertidumbre y a las corrientes ideológicas que imperan en el Gobierno actual, ya solo se encuentra circulando el mismo dinero que había desde hace años, pero no hay nuevas inversiones que detonen el crecimiento del sector o que fomenten un mayor número de empleos.

Asimismo, American Chamber México consideró que este tipo de iniciativas sólo representan un retroceso para la competitividad del sector.

"Por su complejidad y el tiempo de maduración que requieren, las inversiones en el sector energético sólo hacen sentido a partir de una visión integral de largo plazo, es decir, con reglas claras y transparentes que garanticen la continuidad y el éxito de los proyectos", expresó la Cámara.

Consumidores pagarán la reforma eléctrica de AMLO, alerta CCE

Dañina y costosa, Ley de la Industria Eléctrica: Coparmex