Economía

Reforma eléctrica afectará inversión y crecimiento en el largo plazo: Moody’s

La calificadora señaló que, sobre los riesgos de una rebaja en la calificación del país por esta reforma energética, sería este año, entre abril y octubre cuando vuelvan a revisar la nota de México.

La reciente aprobación de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica por parte de la Cámara de Diputados afectará la inversión futura, y por consiguiente el crecimiento en el largo plazo, así lo aseveró Moody's.

En el marco de la presentación por las perspectivas económicas de México, donde la agencia estimó que este año el Producto Interno Bruto (PIB) de México tendría un crecimiento de 5.5 por ciento, Ariane Ortiz-Bollin, analista soberano de México para la calificadora, sentenció que esta reforma merma las perspectivas de inversión.

"Sí tiene un impacto, y nosotros lo vemos más por el canal de crecimiento económico, y eso está considerado en los números que estamos mostrando", dijo, pues para el año entrante esperan un avance de 2.6 por ciento, mientras que para Estados Unidos proyectan un crecimiento de 5 por ciento.

Al ser cuestionada sobre si la reforma podría dañar la relación con Estados Unidos, Ortiz-Bollin indicó que se mantienen confiados en que la inversión existente se mantenga, sin embargo, la inversión futura sería la afectada por esta decisión.

"Pensamos que, por ejemplo, las decisiones de la Suprema Corte de Justicia, de considerar inconstitucional algunas propuestas de ley nos dan indicios a que la inversión existente en temas de energía y energía renovable probablemente van a poder continuar, pero todos los cambios que se están dando en el sector son una muy mala señal para la inversión futura, en el sector energético y sobre todo en las energías renovables, y eso va a afectar la oferta de energía que va a haber en México y va a afectar también el crecimiento económico en su conjunto en el mediano plazo", dijo.

Respecto a los riesgos de rebajas que corre el soberano por estos recientes sucesos, la analista aseveró que sería este año, entre abril y octubre cuando vuelvan a revisar la nota de México.

"La calificación actual es de 'Baa1' con perspectiva negativa; cuando bajamos la calificación en abril del año pasado fue cuando decidimos mantener la perspectiva negativa y esperamos resolverla entre 12 y 18 meses de esta decisión", dijo, pues indicó que los factores de riesgo crediticio siguen siendo los mismos, y los cuales son el menor crecimiento a mediano plazo, el apoyo sustancial y recurrente a Pemex que va a continuar impactando las finanzas públicas y el perfil fiscal del Gobierno federal, además de riesgos de deterioro institucional.


También te puede interesar:

Reforma eléctrica de AMLO es aprobada sin cambios en Diputados; pasa al Senado