menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Recorta la CNBV plazo de apoyos a deudores

COMPARTIR

···
menu-trigger

Recorta la CNBV plazo de apoyos a deudores

bulletLos clientes de la banca que esperaban tener hasta septiembre del 2021 para reestructurar sus créditos tendrán que hacerlo a más tardar al cierre de enero del próximo año.

Jeanette Leyva
12/10/2020
Actualización 12/10/2020 - 1:39
La CNBV realizó una serie de adecuaciones con respecto a las medidas regulatorias que anunció apenas hace unos días.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los deudores de la banca que esperaban tener hasta septiembre del 2021 para reestructurar sus créditos tendrán que hacerlo a más tardar al cierre de enero del próximo año.

Lo anterior, porque la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) modificó los beneficios que había informado en el oficio P417/2020 a la Asociación de Bancos de México (ABM), y emitieron un nuevo oficio (P429/2020), donde se detallan diversos cambios, como la reducción de plazos y tasas de descuento que pueden dar los bancos a sus clientes, siempre y cuando la institución financiera se inscriba en este programa de Facilidades Regulatorias Covid.

Así, a un par de semanas de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la CNBV anunciaron el lanzamiento de cambios regulatorios para que los clientes de los bancos puedan acceder a planes de reestructuras y quitas, cambiaron las fechas y plazos que se habían establecido. De acuerdo con los ajustes, si un deudor requiere mayor tiempo para pagar su deuda, el monto que se le descontará en su pago mensual será menor.

Se había establecido que se tendría hasta el 24 de septiembre del 2021 para que los deudores se pudieran inscribir en estos planes de ayuda, y la fecha se acortó al 31 de enero de 2021.

Según el documento enviado por la CNBV a la ABM, del cual El Financiero tiene una copia, se aclaran diversos puntos que pidieron las instituciones bancarias.

Se reitera que es opcional para los bancos realizar renovaciones o reestructuraciones de crédito aplicando las Facilidades Contables Covid, o bien pueden realizarlas sin sujetarse a los términos y condiciones de estas facilidades, o bien si así lo determinan, no realizar renovaciones o reestructuraciones.

Se explica que en el caso de reestructuras de créditos con pagos periódicos que se pacten a pagar en 48 meses, el descuento del pago mensual deberá ser de un 25 por ciento, pero si es mayor a esa fecha el descuento sería de 20 por ciento.

En los microcréditos el pago mensual disminuirá en 25 por ciento si se reestructura para pagar en 6 meses, si es mayor el tiempo el descuento será de sólo 20 por ciento.

Otro cambio que afecta a los deudores es que en la circular se les da tratamiento distinto a los deudores en las Sociedades de Información Crediticia, ya que si un banco se adhiere al programa y otro decide dar las opciones de reestructura a sus clientes sin acogerse al mismo, pese a que quizás recibieron las mismas condiciones de refinanciamiento, tendrán marcajes distintos en el buró.

Desde hace un par de meses los bancos ya tenían listos sus propios programas de apoyo para los clientes afectados por la pandemia, en adición a los que tienen permanentemente y ofrecen a sus usuarios con problemas para pagar.

De acuerdo con fuentes conocedoras del tema, las “Facilidades Regulatorias Covid” salieron un poco tarde y tienen una serie de requisitos que deben cumplirse, y debido a que millones de clientes que se inscribieron en el primer programa de diferimiento ya tenían problemas para pagar, los bancos optaron por ofrecer sus propios planes de ayuda, los cuales dependiendo el banco, son incluso más flexibles que los emitidos por la autoridad financiera.

Aun cuando un banco decida no adherirse al programa, no significa, que no esté otorgando apoyo a sus clientes, e incluso ofreciendo consolidación de deudas con más ventajas de plazos, tasas y pagos fijos que los que diseñaron las autoridades, explicaron funcionarios bancarios.

Una parte importante es que se aclaró el tema de las quitas, condonaciones y bonificaciones, los cuales se indica será discrecional y buscando fomentar el pago del crédito. También en la redacción original se indicaba que aquellos bancos que aceptarán estos “beneficios regulatorios” debían de suspender el pago de dividendos de sus accionistas hasta el 2024, ahora se plantean otros escenarios y sí podrán dar pagos a sus accionistas.