¿Quiénes se beneficiaron con la reforma energética?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Quiénes se beneficiaron con la reforma energética?

COMPARTIR

···

¿Quiénes se beneficiaron con la reforma energética?

Gasolineras, petroleras, eléctricas, entre otras, aprovecharon las nuevas ‘reglas del juego’.

Daniela Loredo
02/01/2019
La reforma energética se implementó en 2014.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Con la apertura del sector energético a la inversión privada, consecuencia de la Reforma Energética promulgada en diciembre de 2014, más de un centenar de empresas entraron a participar en distintos eslabones de la cadena, desde exploración y extracción; transporte y logística; así como distribución y comercialización, señalaron expertos.

“La apertura provocó que la industria despertara ante importantes cambios que se venían; tuvieron que reinventarse para poder competir y esforzarse para alcanzar altos niveles de calidad”, apuntó Héctor Rocha, socio y líder de Energía de EY North.

La participación tal vez más visible y cercana al consumidor fue la llegada de más de 50 nuevas marcas gasolineras diferentes a Pemex.

Alfredo Álvarez, socio líder del sector energético para México y Latinoamérica en EY, destacó en este eslabón de la cadena a empresas como Repsol, Mobil, Shell, BP, las cuales han demostrado su compromiso con el mercado.

“Se está generando un mercado muy interesante de downstream (transporte y logística) y la apuesta para México es muy grande”, dijo Álvarez.

Además, la apertura atrajo a 74 gigantes petroleros, de 20 países, de la talla de Eni, Total, Shell y la alemana DEA Deutsche Erdoel.

La Política de Almacenamiento de Petrolíferos impulsó a que empresas como Hydrocarbon Storage Terminal, Comisión Federal de Electricidad (CFE), Bulkmatic de México y 39 más solicitaran permiso de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para construir proyectos de almacenamiento y distribución.

Asimismo, la Reforma Energética le abrió la posibilidad a nuevos comercializadores que importan gasolinas y diésel, tal es el caso de Carvel o Black Gold, que a través de Windstar Energy Resources, desde noviembre de 2017 trae su propio combustible desde Houston, a las que se sumaron Andeavor, Koch, Exxon Mobil y Glencore.

Ductos fue otra área que detonó la inversión de privados como IEnova y TransCanada, que se espera, operen a principios de 2019 el gasoducto submarino que contectará Texas con el sureste de México.

Fermaca es otro ejemplo con el Sistema Wahalajara, que conectará Waha, en Estados Unidos, con la capital de Jalisco.

“Se espera que ambos entren en operación en la primera mitad del 2019. Sin embargo, la mejora podría ser breve si México no logra impulsar una mayor producción de petróleo y gas”, apuntó Ross Weyno, analista de S&P Global Platts.

Las empresas de hidrocarburos no fueron las únicas beneficiadas, ya que también la industria eléctrica tuvo su apertura mediante las tres Subastas de Largo Plazo, las cuales arrojaron un total de 42 empresas ganadoras, el desarrollo de 70 nuevas centrales eléctricas, que representan 7.6 mil megawatts de capacidad de generación, en 19 entidades. Hacia 2021 se prevé que arranquen 213 nuevas centrales de energía limpia: 136 solares, 44 eólicos, 19 hidroeléctricos, 3 geotérmicos y 11 de biomasa.

Placeholder block