¿Qué significa que S&P baje la perspectiva de calificación de México?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué significa que S&P baje la perspectiva de calificación de México?

COMPARTIR

···

¿Qué significa que S&P baje la perspectiva de calificación de México?

Standard & Poor's cambió la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa debido a menores previsiones de crecimiento económico.

Redacción
01/03/2019
México.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La calificadora S&P bajó este viernes la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa, citando menores previsiones de crecimiento económico.

La calificación soberana del país la mantuvo en 'BBB+', aunque indicó que hay un tercio de probabilidades de una rebaja el próximo año.

¿Esto qué significa?

1. Esta revisión no implica necesariamente que se vaya a materializar una baja en la calificación, sino que es una advertencia de que se han encontrado algunas señales o desequilibrios que, de no corregirse, podrían provocar una baja en la calificación de 'BBB+' que México ostenta desde 2013.

2. En un comunicado, la calificadora explicó que uno de los motivos de su decisión es que el cambio en las políticas del Gobierno para reducir participación de la iniciativa privada en el sector energético y otros proyectos han llevado a una caída en la inversión y la confianza.

3. S&P destaca que la nueva estrategia para el sector coloca una carga adicional en Pemex.

4. Otro de los motivos es que existe es el riesgo de que una menor inversión del sector privado pueda reducir el PIB, debilitando la resiliencia económica de México; esto podría contribuir a cambios fiscales e incertidumbre del mercado financiero, potencialmente empeorando el perfil financiero del país y provocando una rebaja.

5. Los factores que podrían ayudar a un cambio positivo en la calificación serían:

"Una gestión económica efectiva que mantenga déficits fiscales moderados, fomente la inversión y aumente la confianza de los inversionistas" podría fortalecer las perspectivas de crecimiento del PIB y ayudar a mantener las finanzas públicas estables.

6. Además, contener la responsabilidad contingente planteada por Pemex "podría evitar una erosión del perfil financiero del país".

7. La calificadora indica que podría regresar la perspectiva a estable durante el próximo año.

8. Actualmente, la nota de México se encuentra en grado de inversión y en el cuarto escalón de los 11 que tiene la metodología de la calificadora.

9. Una baja en la calificación de la deuda de cualquier país implica pasar a un grado de riesgo mayor, lo que se traduce en la necesidad de dar un mayor 'premio' en la compra de papeles de deuda que se emitan en moneda extranjera. Es decir, significa que deberá pagar más por el financiamiento externo. La deuda se vuelve más cara.

10. Otra implicación se relaciona con el hecho de que algunos fondos de inversión que invierten solamente en naciones con cierto grado de calificación dejarían de comprar papel de naciones que han visto una reducción en su nota por parte de las agencias.

Por ejemplo, una firma que compra solo deuda de naciones con nota 'BBB+', para arriba, retirarían su inversión en la deuda mexicana si esta es rebajada. Es decir, hay riesgos de una salida de capitales.

Calificaciones Crediticias de Emisión de Largo Plazo*
Calificaciones Crediticias de Emisión de Largo Plazo*
Categoría Definición
AAA Una oblicación calificada con 'AAA' tiene la calificación más alta otorgada por S&P Global Ratings. La capacidad del emisor para cumplir con sus compromisos financiero es extremadamente fuerte.
AA Una obligación calificada con ‘AA’ difiere solo en un pequeño grado de las que tienen la calificación más alta. La capacidad del emisor para cumplir con sus compromisos financieros es muy fuerte.
A Una obligación calificada con ‘A’ es un poco más susceptible a los efectos adversos derivados de cambios en las condiciones y circunstancias económicas que las obligaciones calificadas en categorías más altas. Sin embargo, la capacidad del emisor para cumplir con sus compromisos financieros todavía es fuerte.
BBB Una obligación calificada con ‘BBB’ presenta parámetros de protección adecuados. Sin embargo, es más probable que condiciones económicas adversas o cambios coyunturales conduzcan al debilitamiento de la capacidad del emisor para cumplir con sus compromisos financieros sobre la obligación.
BB, B,
CCC, CC
y C
Las obligaciones calificadas en estas categorías son consideradas como poseedores de características especulativas importantes. La categoría ‘BB’ indica el menor grado de especulación y la de ‘C’ el mayor grado. Aunque tales emisiones probablemente tendrán algunas características de calidad y protección, éstas podrían verse superadas en ocasión de una elevada incertidumbre o de importantes exposiciones a condiciones adversas.
BB Una obligación calificada con ‘BB’ es menos vulnerable a incumplimiento que otras emisiones especulativas. Sin embargo, enfrenta constante incertidumbre y exposición ante situaciones adversas financieras, económicas o del negocio, lo que puede llevar a que el emisor tenga una capacidad inadecuada para cumplir con sus compromisos financieros sobre la obligación.
B Una obligación calificada con ‘B’ es más vulnerable a un incumplimiento de pago que las calificadas con ‘BB’, pero el emisor tiene capacidad para cumplir con sus compromisos financieros sobre la obligación. Condiciones adversas del negocio, financieras, o económicas probablemente perjudicarían la capacidad o voluntad del emisor para cumplir con sus compromisos financieros de la obligación.
CCC Una obligación calificada con ‘CCC’ es actualmente vulnerable a un incumplimiento de pago y depende de condiciones favorables del negocio, financieras, o económicas para que el emisor cumpla con sus compromisos financieros sobre dicha obligación. En caso de condiciones adversas del negocio, financieras, o económicas, el emisor probablemente no tendrá la capacidad de cumplir con sus compromisos financieros sobre la obligación.
CC Una obligación calificada con ‘CC’ es actualmente muy vulnerable a un incumplimiento de pago. La calificación ‘CC’ se usa cuando no ha ocurrido aún un incumplimiento, pero S&P Global Ratings prevé el incumplimiento como una certeza virtual, sin considerar el momento en que este suceda.
C Una obligación calificada con ‘C’ es actualmente muy vulnerable a un incumplimiento de pago, y se espera que la obligación tenga un seniority relativo más bajo o una recuperación final más baja en comparación con las obligaciones con calificaciones más altas.
D Una obligación calificada con ‘D’ se encuentra en incumplimiento o en violación de una promesa imputada. Para los instrumentos de capital no híbrido, la categoría de calificación ‘D’ se emplea cuando los pagos sobre una obligación no se realizan en la fecha en que vencen, a menos que S&P Global Ratings considere que tales pagos se realizarán en un lapso de cinco días hábiles en ausencia de un periodo de gracia que se haya establecido o bien dentro del periodo de gracia establecido o 30 días calendario, lo que ocurra primero. La calificación ‘D también se usa luego de solicitar la petición de bancarrota o de realizar una acción similar y cuando el incumplimiento de una obligación es una certeza virtual, por ejemplo, debido a provisiones de suspensión automática. Bajamos la calificación de una obligación a ‘D’ si está sujeta a una oferta de canje de deuda desventajoso (distressed exchange offer).
*Las calificaciones de 'AA' a 'CCC' pueden modificarse agregándoles un signo de más (+) o menos (-) para mostrar su posición relative dentro de las categorías de calificación.