9 momentos clave de la negociación del T-MEC con EU
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

9 momentos clave de la negociación del T-MEC con EU

COMPARTIR

···
menu-trigger

9 momentos clave de la negociación del T-MEC con EU

bulletTras más de un año de la firma del sustituto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los legisladores estadounidense por fin le dieron el 'sí'.

Redacción
16/01/2020
Actualización 16/01/2020 - 14:33
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Con la aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por parte del Senado estadounidense, al acuerdo solo le falta ser avalado por las autoridades canadienses.

Este proceso no arrancará hasta finales de este mes, el 27 de enero para ser precisos, aunque se espera que sea un proceso largo pues los legisladores deben hacer 21 lecturas del texto como parte de su análisis.

Los legisladores en Estados Unidos no dieron su apoyo inmediato al sustituto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) e incluso el principal promotor de que este se renegociara, el presidente Trump, lo puso en entredicho con algunas de sus declaraciones:

Estos son los momentos clave de la negociación:

Una de las promesas de campaña del entonces candidato republicano fue que tan pronto llegara a la Casa Blanca, se sentaría con México y Canadá para negociar el pacto firmado en la década de los noventa, al que acusó de ser "el peor acuerdo comercial de la historia" para EU.

Incluso durante las pláticas, que iniciaron de manera formal desde el 15 de agosto de 2017, el mandatario amenazó varias veces con mandar el aviso de que su país se retiraba del pacto.

El acuerdo se firmó el 30 de noviembre de 2018, en Buenos Aires, Argentina. Ahí estuvieron por México, el expresidente Enrique Peña Nieto, por EU Donald Trump, y de Canadá, el primer ministro, Justin Trudeau.

El flujo de drogas y de migrantes hacia EU desde suelo mexicano fueron los argumentos que Trump utilizó en 2019 para amenazar al Gobierno mexicano con aplicar aranceles a los productos que envían hacia su país.

En abril, Trump aseguró que impondría un gravamen de 25 por ciento a automóviles que son construidos en México y en mayo, la amenaza escaló hacia todos los bienes mexicanos.

“Tenemos un acuerdo, el T-MEC, pero ellos (los mexicanos) van a tener que aceptar esto. Para mí el T-MEC es importante, pero esto es más importante”, expresó.

El partido Demócrata, que tiene mayoría en la Cámara de Representantes, anunció desde un inicio que haría modificaciones al pacto comercial porque, señalaron, las condiciones de este eran negativas para los intereses laborales y económicos de su país.

La preocupación de los legisladores se centró en un tema: la aplicación de la reforma laboral en México, aprobada por el Congreso en abril de 2019.

Como parte de estas negociaciones, la Cámara de Representantes envió una delegación a México, encabezada por Richard Neal, presidente del Comité de Procedimientos. Este grupo se reunió el 9 de octubre con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

Tras el encuentro, Neal declaró que había visto "el deseo del Gobierno mexicano" de implementar correctamente la reforma laboral, aunque agregó que se también necesitaban ver garantías de ello.

Casi una semana después, López Obrador envió una carta a Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes, en la que aseguraba que México se comprometía a aumentar el salario mínimo en 2 puntos porcentuales por arriba de la inflación durante lo que restaba de su sexenio y a destinar 69 millones 336 mil dólares para implementar la reforma laboral.

El 10 de diciembre, Pelosi dio una conferencia de prensa en la que finalmente anunció que los demócratas habían conseguido "un mejor acuerdo que el TLCAN".

"Es infinitamente mejor también que el acuerdo que nos fue presentado inicialmente por la administración (de Donald Trump)", dijo.

A lo que Pelosi se refería era al protocolo modificatorio del T-MEC, documento producto de las negociaciones que sería firmado más tarde ese mismo día.

Los jefes negociadores del acuerdo (Chrystia Freeland, de Canadá; Robert Lighthizer, de EU, y Jesús Seade de México) firmaron el protocolo modificatorio en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, con el presidente Andrés Manuel López Obrador como testigo.

Los funcionarios de los tres países alabaron las modificaciones al pacto comercial, al que calificaron como una mejora del tratado.

Sin embargo, días después se conoció que los negociadores estadounidenses habían incluido en el texto del pacto comercial una figura que generó polémica en México: 'agregados laborales'.

En el protocolo modificatorio enviado a la Cámara de Representantes se habría incluido la figura de 'inspector laboral', cuyas funciones habrían violado la Constitución.

Sin embargo, Jesús Seade explicó que en realidad lo señalado en el protocolo era la figura de 'agregado laboral', una especie de funcionario que de hecho ya trabajan en México.

"No habrá funciones de inspección, están nombrando agregados. Hemos tenido agregados laborales de ellos", dijo en entrevista con El Financiero Bloomberg.

La Cámara de Representantes aprobó el acuerdo comercial el 19 de diciembre de 2019, con una mayoría aplastante: 385 votos a favor y 41 en contra.

Casi un mes después, el Senado hizo lo propio, con una proporción bastante similar: 89 de los 100 legisladores dieron el 'sí' al acuerdo.

Este aún debe ser firmado por el presidente Donald Trump.

México ya ratificó este tratado en el Senado, en diciembre pasado, por lo que únicamente falta la aprobación de Canadá. La Cámara de los Comunes de ese país retomará su trabajo legislativo el próximo 27 de enero.

Con información de Héctor Usla, Leticia Hernández, Bloomberg y Reuters