Productividad laboral en México acumula un año y medio en declive
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Productividad laboral en México acumula un año y medio en declive

COMPARTIR

···
menu-trigger

Productividad laboral en México acumula un año y medio en declive

bulletLa productividad laboral en México con base en las horas trabajadas registró una caída de 1.8% anual durante el tercer trimestre del año, informó el Inegi.

Héctor Usla
10/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La productividad laboral en México con base en las horas trabajadas registró una caída de 1.8 por ciento anual durante el tercer trimestre del año, por lo que este indicador ya acumuló un año y medio en zona de contracción, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este desempeño negativo se explicó en gran medida por una mayor caída en la productividad de los trabajadores en el sector industrial y en los servicios.

Respecto a los servicios, principal motor de la economía nacional, se observó un retroceso de 2.6 por ciento anual, por lo que el indicador hiló cinco trimestres consecutivos en terreno negativo, mientras que en la industria la contracción fue de 0.78 por ciento.

En el sector primario, el indicador subió 4.1 por ciento, su mayor incremento desde el segundo trimestre de 2016.

La productividad laboral se obtiene de la relación entre el Producto Interno Bruto (PIB), y el número de horas trabajadas y el número de ocupados en el país, por lo que es un factor clave para el crecimiento económico.

De acuerdo con el Inegi, es importante elevarla porque “provoca una reacción en cadena al interior de la empresa, que abarca una mejor calidad de los productos, mejores precios, estabilidad del empleo, permanencia de la empresa, mayores beneficios y mayor bienestar colectivo”.

Así, una mayor productividad es el resultado de una mayor eficiencia en los recursos, de manera que se eleve la producción con los mismos insumos, para lo cual es clave el capital humano y la inversión.

Por sectores de actividad, únicamente se observó un aumento en la productividad laboral en los comercios minoristas, al presentar un avance de 2.3 por ciento anual, lo que representó su quinto trimestre consecutivo de avances.

El resto de los sectores productivos del país registraron números negativos en su productividad laboral.

Por una parte, las empresas constructoras reflejaron la mayor caída durante el periodo julio-septiembre, con una contracción de 5.3 por ciento anual, seguido de los comercios mayoristas (3.8 por ciento), las industrias manufactureras (0.3 por ciento) y las empresas que brindan servicios (0.2 por ciento).