Petróleo se dispara casi 25% tras informes de posible recorte de producción
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Petróleo se dispara casi 25% tras informes de posible recorte de producción

COMPARTIR

···
menu-trigger

Petróleo se dispara casi 25% tras informes de posible recorte de producción

bulletEl presidente Donald Trump dijo que espera que Arabia Saudita y Rusia disminuyan su producción de crudo en 10 millones de barriles.

Bloomberg
02/04/2020
Actualización 02/04/2020 - 14:55
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los precios del petróleo subieron este jueves más de 24 por ciento, esto tras la declaración del presidente Donald Trump sobre que espera que tanto Arabia Saudita y Rusia reduzcan su producción en 10 millones de barriles.

La mezcla WTI cerró con un avance de 24.66 por ciento, a los 25.32 dólares por barril, mientras que el Brent subió 16.95 por ciento, a los 29.94 dólares por barril.

Las ganancias en los precios de las mezclas llegaron a ser de hasta 35 por ciento para el WTI y de 47 por ciento para el Brent.

Si bien Trump tuiteó que eran posibles recortes de 10 millones a 15 millones de barriles, no especificó si esa reducción sería por día. También dijo que habló con el príncipe heredero saudita Mohammed Bin Salman sobre el mercado.

Sus comentarios de inmediato provocaron escepticismo, incluso dentro del gobierno de Estados Unidos. Una persona familiarizada con las discusiones de la administración con los sauditas dijo que había una confusión interna generalizada sobre a qué se refería el presidente y que los números que mencionó pueden no ser confiables.

La posibilidad de que Estados Unidos se uniera a los recortes de producción surgió después de que Ryan Sitton, de la Comisión de Ferrocarriles de Texas, en un movimiento raro para el regulador estatal del petróleo, habló con el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, sobre la reducción de los suministros mundiales en 10 millones de barriles por día. Dijo que también hablaría con el ministro de petróleo saudita pronto.

Mientras tanto, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que el presidente ruso, Vladimir Putin, no ha hablado con el príncipe heredero saudita y no ha acordado recortar la producción de petróleo para aumentar los precios.

El reino del Medio Oriente tampoco confirmó los recortes, pero pidió una reunión urgente de la alianza de productores OPEP+ para alcanzar un "acuerdo justo" que restablecería el equilibrio en los mercados petroleros, informó la agencia de prensa saudita estatal. Cualquier restricción del grupo estaría condicionada a que otros países se unan, según un delegado.

Si Trump produjera 10 millones de barriles por día

La reducción a 10 millones de barriles por día que propone Trump equivaldría a Moscú y Riad reduciendo casi el 45 por ciento de su producción, en lo que resultaría ser un movimiento sin precedentes. Si la acción colectiva elimina tanto del mercado, eso sería el equivalente a alrededor del 10 por ciento de la demanda mundial antes del impacto de la crisis del coronavirus.

Aún así, eso puede no ser suficiente para detener el golpe en la industria energética a medida que la demanda se reduce con el brote de coronavirus que cierra las economías de todo el mundo.

La medida del petróleo se produce después de que los precios ya estaban subiendo luego de que China anunciara que comenzará a comprar crudo barato para sus reservas estratégicas.

La administración Trump también alquilará espacio en la reserva petrolera de emergencia de Estados Unidos a los productores nacionales que luchan por encontrar lugares para almacenar el exceso de barriles. Después de años de decir que la OPEP debería trabajar para reducir los precios del petróleo, Trump ha cambiado recientemente de táctica a medida que los productores estadounidenses de esquisto luchan tras el colapso del crudo.

La persona familiarizada con las discusiones de la administración con Arabia Saudita dijo que el apalancamiento de EU había sido socavado por los mensajes contradictorios del presidente.