Precios de alimentos en México contrastan con la tendencia mundial
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Precios de alimentos en México contrastan con la tendencia mundial

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

Precios de alimentos en México contrastan con la tendencia mundial

bullet

13/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Marvella Colín
 
México marchó a contracorriente en materia de precios alimenticios durante 2012, ya que mientras que estos productos bajaron 7.0 por ciento en el mundo, en nuestro país reportaron una inflación de 6.11 por ciento, en el caso de los procesados, y de 9.2 por ciento en los agropecuarios.
 
En especial destaca que los precios de los productos pecuarios --carne, leche y huevos-- se elevaron 13.22 por ciento anual en 2012, cuando la tendencia mundial fue de una baja de 1.1 por ciento y de una caída de 14.5 por ciento en el caso de los lácteos.
 
El ritmo al que aumentan los precios en México afecta el poder adquisitivo de gran parte de la población, en especial si se considera que los tres deciles más pobres destinan entre el 35 y 39 por ciento de su ingreso a la compra de alimentos.
 
Lo anterior destaca el área de Mercados de EL FINANCIERO, con base en cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
 
En la población pobre de México, el gasto en alimentos significa una parte proporcional mayor del gasto corriente monetario, pues en los primeros tres deciles el gasto en alimentos representa entre el 45 y 47 por ciento del gasto corriente monetario.
 
Sobresale que el impacto del aumento en los precios de los alimentos sobre la población pobre se ha agravado aún más por la concentración de las alzas en determinados alimentos que constituyen una parte importante de la canasta alimentaria de la población pobre, como son el huevo, pan, tortilla y la carne.
 
Especialistas destacan que la especulación y los oligopolios en la producción de harina de maíz, pan, refrescos, agua, pollo y huevo, son entre los principales problemas que elevan mucho los precios de los alimentos.
 
Tendencia mundial
 
Los precios internacionales de los alimentos mostraron una tendencia a la baja en 2012 como resultado de diversos factores, entre ellos una menor demanda y mejores perspectivas para las cosechas de granos.
 
El índice de precios de los alimentos, elaborado por la FAO, bajó por tercer mes consecutivo en diciembre de 2012, al registrar un retroceso de 1.1 por ciento.
 
El descenso en diciembre, con un índice en 209 puntos, estuvo influenciado por caídas en los precios internacionales de los principales cereales, aceites y grasas.
 
El organismo destacó que el mínimo anterior del índice en 2012 fue en junio, con 200 puntos.
 
En promedio del índice durante el año pasado tuvo un nivel de 212 puntos, esto fue 7.0 por ciento menos que en 2011. Los productos con mayores caídas fueron: el azúcar con 17.1 por ciento, los productos lácteos con 14.5 y aceites con 10.7 por ciento. Las bajas fueron más moderadas en los cereales con 2.4 por ciento y la carne con 1.1 por ciento.

En particular, el índice de los cereales se colocó en 241 puntos en promedio durante 2012, y sobresalió que después de haber subido entre julio y septiembre, debido a las incertidumbres sobre la producción y la escasez de suministros, los precios de exportación de los cereales cayeron por una menor demanda de grano para piensos (alimento seco para ganado) y usos industriales.