Economía

Precio del kilo de pollo aumentó 24% por temporada de Cuaresma

Alcanzó los 56.46 pesos al cierre de la segunda semana de marzo; el huevo y la tortilla también han subido de precio.

El precio promedio del kilo de pollo alcanzó los 56.46 pesos al cierre de la segunda semana de marzo, lo que representó un incremento anual de 24.2 por ciento, según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

La temporada de Cuaresma es una de las principales causas de esta alza, ya que es la época del año donde más se consume pollo, lo que aumenta sus precios, detalló en un reporte el SIAP.

De manera desagregada, se observó que el precio promedio de un kilo de pechuga de pollo se ubicó en 82.05 pesos, la pierna o el muslo en 50.70, el retazo en 27.10 pesos y el juego de vísceras (cabezas, patitas de pollo, entre otros) en nueve pesos.


En tanto, el precio promedio del kilo de pollo rosticero fue de 57.55 pesos, mientras que el kilogramo de gallina ascendió a 46 pesos.

Por otra parte, los consumidores mexicanos también tendrán que pagar más por el huevo, ya que el precio promedio del kilo de este producto alcanzó los 33.33 pesos, lo que representó un alza mensual de 10.8 por ciento.

El SIAP argumentó que los huevos a la mexicana saldrán más caros como consecuencia de su estacionalidad, "(en esta época del año vemos) baja productividad de las gallinas (ponedoras) a causa del frío".

Además, la tortilla alcanzó su precio más alto del año. El precio del kilo a nivel nacional arrojó un precio promedio de 17.14 pesos al 15 de marzo, su nivel más alto del año, según datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM).


De esta forma, el precio del kilo de la tortilla registró un incremento anual de 12 por ciento, ya que al cierre de la segunda semana de marzo de 2020, el precio promedio a nivel nacional se encontraba en 15.30 pesos.

Homero López García, presidente del Consejo Nacional de la Tortilla (CNT), señaló en entrevista hace unas semanas que el precio de la tortilla se ha visto afectado por un gas doméstico más caro y por los altos precios internacionales del maíz.

A estos factores, también hay que agregar que el costo de las refacciones de las máquinas que hacen las tortillas también se elevaron.

"Los precios de las refacciones de acero representan alrededor del 10 por ciento de los ingresos de las tortillerías, es un golpe económico para ellos", agregó el líder tortillero.