Powell y Trump 'pelean' por ser el favorito de Wall Street
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Powell y Trump 'pelean' por ser el favorito de Wall Street

COMPARTIR

···

Powell y Trump 'pelean' por ser el favorito de Wall Street

El líder de la Fed y el presidente estadounidense están inmersos en una 'batalla' sobre los 'tropiezos' en el mercado de valores.

Bloomberg / Craig Torres y Christopher Condon
03/01/2019
Jerome Powell y Donald Trump.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Jerome Powell se ha visto arrastrado a una batalla comunicacional unilateral con el mandatario estadounidense, Donald Trump, quien culpa al presidente de la Reserva Federal de las caídas en el mercado de valores.

Powell no puede igualar el 'megáfono' del presidente en los medios sociales. Pero puede tratar de impedir que el precio de las acciones se convierta en el barómetro del éxito de la Fed recordando al público que el Congreso le dio un mandato distinto: precios estables y empleo para tantos estadounidenses como sea posible.

Los mensajes de Twitter de Trump están “tapando el mensaje de que la economía marcha bien con baja inflación y desempleo en un mínimo récord”, dijo Sarah Binder, miembro sénior de la Brookings Institution de Washington.

Desde el 3 de octubre, los precios de las acciones estadounidenses se desplomaron casi 15 por ciento, y Trump le echa la culpa directamente a la Fed.

El 18 de diciembre tuiteó que los funcionarios del Banco Central tenían que “palpar el mercado” y evitar elevar las tasas de interés… un día antes de que las aumentaran.

Bloomberg News informó el 21 de diciembre que el presidente había analizado destituir a Powell.

El jefe de la Fed tiene la oportunidad de recuperar la iniciativa con apariciones públicas el viernes en Atlanta y el 10 de enero en Washington.

“A él le toca volver y decir: estamos tomando todo en cuenta y también lo estamos haciendo de manera independiente”, declaró Diane Swonk, economista jefa de Grant Thornton en Chicago.

“Esto no tiene una respuesta fácil”, señaló, porque la Fed no puede estar totalmente separada de las causas de la volatilidad del mercado de valores.

Si bien los inversores esperaban el aumento de tasas del mes pasado, que mostró que Powell estaba dispuesto a desafiar al presidente, se alarmaron ante las proyecciones de dos aumentos de tasas más en 2019. El índice S&P 500 cayó más de 5 por ciento desde el 19-21 de diciembre.

La caída del precio de las acciones tiene muchas causas, dicen los analistas.

Las acciones quizá estaban sobrevaluadas con relación al pronóstico de una moderación del crecimiento estadounidense y mundial en 2019.

El estímulo interno orquestado por Trump a comienzos de 2018 se diluirá en los próximos trimestres. China y la eurozona muestran indicios de desaceleración.

Las perspectivas económicas podrían deteriorarse más en el contexto de la disputa comercial de Trump con China y la amenaza de una salida desordenada del Reino Unido de la Unión Europea.

La Fed reconoció esos riesgos crecientes en su declaración de política del 19 de diciembre y prometió estar atenta a “los acontecimientos económicos y financieros mundiales”.

Eso desconcertó a los inversores respecto a qué haría falta para que el Banco Central pasara a un patrón de mantener las tasas –en especial cuando hay pocos indicios de un aumento de la inflación-.

Pese a todo eso, los datos muestran que la Fed está haciendo lo que le pidió el Congreso. La tasa de desempleo está por debajo de las estimaciones del Banco Central de lo que constituye pleno empleo, y la inflación está cerca de su meta de 2 por ciento.