Por primera vez desde 2010, Hacienda estima un menor costo de la deuda para 2020
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Por primera vez desde 2010, Hacienda estima un menor costo de la deuda para 2020

COMPARTIR

···

Por primera vez desde 2010, Hacienda estima un menor costo de la deuda para 2020

Se espera que el costo se ubique en 732 mil 900 millones de pesos, menor a los 775 mil 800 millones de pesos aprobados en 2019, de acuerdo con Criterios Generales de Política Económica para 2020.

Jassiel Valdelamar
08/09/2019
Actualización 08/09/2019 - 22:13
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Por primera vez desde el año 2010 no habrá incrementos en el costo financiero de la deuda, ya que de acuerdo con la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en 2020 se espera que este indicador muestre una reducción.

De acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica para 2020, se estima que el costo financiero de la deuda del sector público se reduzca 5.5 por ciento real frente al monto aprobado para el 2019. En total se espera que el costo se ubique en 732 mil 900 millones de pesos, menor a los 775 mil 800 millones de pesos aprobados en 2019.

“Considerando el déficit público, el saldo de la deuda pública y su estructura, y la referencia de las tasas de interés tipo de cambio del marco macroeconómico, se prevé que el costo financiero de la deuda ascienda en 2020 a 2.8 por ciento del PIB”, indicó Hacienda en su documento.

Este porcentaje de 2.8 respecto al PIB es menor al 3.0 por ciento aprobado para 2019, además de que es la primera reducción desde 2010, ya que desde ese periodo el costo financiero había estado escalando desde el 1.9 por ciento del PIB.

Hacienda destacó que para lograr esa reducción en el costo de la deuda en 2020, la política de deuda para ese año se orientará a cubrir las necesidades de financiamiento del Gobierno Federal a costos reducidos, considerando un horizonte de largo plazo y un bajo nivel de riesgo, además buscando mantener una trayectoria descendente de la deuda pública como proporción del PIB.