Permea la incertidumbre en la planta laboral de ProMéxico
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Permea la incertidumbre en la planta laboral de ProMéxico

COMPARTIR

···

Permea la incertidumbre en la planta laboral de ProMéxico

Alrededor de 60 trabajadores fueron despedidos esta semana y aún están a la espera de su liquidación.

Daniel Blanco
03/01/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Este martes, en su entrada a las oficinas de ProMéxico, alrededor de 60 empleados de estructura del organismo se enfrentaron a un inconveniente, su huella digital que funcionaba como su llave para entrar al edificio ya no estaba dada de alta.

A este grupo de personas se les trasladó al auditorio ubicado en la sede de ProMéxico para conversar con ellas. En el aula estaban el encargado del cierre del organismo, Faustino Cruz, y a un representante legal de la Secretaría de Economía, Federico Villaseñor, según informan trabajadores que estuvieron en la reunión.

Cabe recalcar que el último día de contrato de estas 60 personas que asistieron a las oficinas, y de otros aproximadamente 140 trabajadores de estructura que están en la misma situación, terminó el 31 de diciembre.

Sin embargo, ellos nunca firmaron ni recibieron ningún documento en donde se corroborara que se les estaba separando de sus cargos ni recibieron su liquidación, lo cual mantiene los 'focos rojos' y la incertidumbre entre la planta laboral.

“No nos quieren dar ninguna notificación por escrito, nos dijeron claramente que no hay ninguna notificación por escrito que porque ellos asumen que porque el contrato terminó el 31 de diciembre ya con eso se da por sentado que no hay que notificar por escrito, pero no hemos firmado nada. Hasta ahí quedó la reunión, nos van a avisar la próxima semana que procede porque hay que esperar al decreto”, dijo una trabajadora del área de negocios globales que asistió a la reunión y que solicitó mantener el anonimato.

De acuerdo con otro de los trabajadores, en dicho encuentro se les informó que no se ha podido emitir el decreto de extinción de ProMéxico y eso ha complicado los procesos posteriores a la separación laboral de los trabajadores.

“Nos están comentando que no se ha podido emitir el decreto de extinción, el cual se estima se emitiría a finales de enero y se podría ya manejar una información más clara sobre los derechos laborales que se deben de respetar de los empelados de ProMéxico, pero parece que las cosas fueran al revés, ya que primero tendría que estar el decreto para darle certidumbre ya que al pasar 30 días se nos podría acusar de un abandono laboral”, dijo el funcionario perteneciente al área de desarrollo sectorial, quien también pidió reservar su nombre.

Según el mismo funcionario, la justificación que les dieron por el incumplimiento en el otorgamiento de la liquidación y la falta del decreto es que “los tiempos les ganaron y que por eso no han podido sacar todo, ese es el argumento”.

El 10 de enero, los empleados en esta circunstancia se volverían a reunir con un representante de la Secretaría de Economía para analizar el tema y tratar de darle más certidumbre a su situación.

“El jueves 10 nos quedaron de dar un estatus o al menos un escrito de que ya estamos separados de nuestros cargos y ahí mismo nos van a decir cómo va nuestra liquidación porque aunque en un principio lo que se manejaba era que no nos querían dar nada ya ahorita es un poco más light (...) No va a ser pronto, van a traer a un liquidador o a un corredor, pero tardaría entre 3 y 4 semanas”, dijo un Víctor Maldonado, trabajador perteneciente al área de dirección general, en entrevista.

Sin embargo, otro grupo de los trabajadores estructurales sí pudieron acceder a las instalaciones de ProMéxico este jueves como lo hacían regularmente, ellos estarán laborando hasta que se consolide el cierre administrativo del organismo.

“Hay algunas personas de estructura que se quedan para el cierre de la institución y nos tocó estar en ese grupo, somos como el 20 por ciento (del total de los trabajadores de estructura)”, dijo uno de los empleados que están considerados en este grupo y que pidió no ser citado.

A pesar de esto, el trabajador informó que los actuales funcionarios de la Secretaría de Economía aún no les han notificado cuándo se estima consolidar el cierre administrativo del organismo de promoción de inversiones y exportaciones.