Economía

Pequeños comercios de la CDMX se suman a protestas de restauranteros

El Consejo para el Desarrollo del Comercio en Pequeño informó que participarán en las protestas físicas y virtuales en donde exigirán la reactivación de actividades.

El comercio en pequeño, sobre todo de la zona del Centro Histórico de la Ciudad de México, se suma al llamado que hacen los restauranteros para que les permitan operar o morirán en pocos días.

Anunciaron que participarán en las protestas físicas y virtuales que se organicen, además de que acudirán a organismos de derechos humanos para que intervengan, señaló Gerardo Cleto López Becerra, representante del Consejo para el Desarrollo del Comercio en Pequeño (ConComercioPequeño).

"Nosotros apoyamos a los giros que en los próximos días se van a estar manifestando por esta necesaria apertura con todos los protocolos. Por los diversos medios, físicos y por internet, se van a generar manifestaciones de protesta en los diversos chats en los que participamos. Hay convocatorias en ese sentido y vamos a estar atentos a estas manifestaciones", señaló.


ConComercioPequeño tiene tres acciones en su hoja de ruta para intentar retomar sus operaciones, la primera es participar en las manifestaciones junto con otros giros como el restaurantero; la segunda es acudir a los organismos de derechos humanos para que intervengan y, finalmente, "será insistir en la necesidad de que las autoridades escuchen el sentir del sector. Es a través del diálogo como se deben tomar las acciones, tienen que ser sensibles a las demandas de la empresa formal", apuntó.

Desde pequeños restaurantes hasta ópticas y talleres de reparación de armazones se han visto gravemente afectados por los cierres en el Centro Histórico, en donde las autoridades han implementado programas de vallas para impedir el paso peatonal, manifestaron empresarios en conferencia de prensa.

Si bien el gobierno capitalino anunció apoyo en materia del pago del impuesto sobre nómina para los restaurantes por el mes de enero, destacaron que ese impuesto realmente es mínimo dentro de sus gastos operativos, ya que es más significativo el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el pago de servicios de electricidad con la Comisión Federal de Electricidad (CFE); las rentas de los locales y también las comisiones que cobran las plataformas digitales de entrega de comida a domicilio.

"Las plataformas de entrega de comida ya no son una estrategia viable para los comercios de comida, cobran comisiones de hasta 30 por ciento, lo que se suma al 16 por ciento del impuesto que cobra el gobierno en IVA; además de otros costos y gastos de operación y al final le quedan queda menos de 4 por ciento de ganancia para la operación del producto a un restaurante", expuso Gerardo Cleto López Becerra.