Pequeño comercio ‘sufre’ con e-factura
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pequeño comercio ‘sufre’ con e-factura

COMPARTIR

···
menu-trigger

Pequeño comercio ‘sufre’ con e-factura

bulletEl el 60 por ciento de los pequeños negocios de la Ciudad de México enfrentan problemas con la nueva versión de la factura.

Leticia Hernández
15/02/2018
Actualización 14/02/2018 - 23:49
A partir de este 2018, la única factura válida es la que se realice con la versión 3.3, que inició su vigencia desde julio de 2017.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La adopción de la nueva versión de factura electrónica ha sido un reto para el pequeño comercio de la Ciudad de México, a tal grado que alrededor del 60 por ciento tienen problemas en su implementación, señaló la Cámara de Comercio,​ Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacopa Servytur CDMX).

El organismo informó a El Financiero que el 40 por ciento restante se encuentra en un punto avanzado de la curva de aprendizaje, pero confían que dominarán el sistema en el corto plazo.

Con la nueva factura versión 3.3, las empresas deben seleccionar de entre más de 182 mil conceptos para emitir sus comprobantes.

De acuerdo con estimaciones de E&Y, a los contribuyentes les tomaría alrededor de 12 meses entender correctamente el proceso de la factura 3.3 y ajustar sus procesos operativos.

El perfil del pequeño comercio, en su mayoría personas adultas con poca familiaridad para el manejo de programas informáticos, ha sido el reto que enfrenta para la adopción de la nueva versión 3.3 de la factura, siendo la mayor dificultad la configuración de los catálogos de productos y servicios, detalló la Cámara.

Para el sector representó una inversión significativa en recursos y tiempo para la mejora en la operación del negocio en tecnología y capacitación, ya que al tratarse de micro y pequeñas empresas, el personal del manejo de caja no tiene experiencia en temas fiscales.

“El cambio es complejo, por lo que debió capacitarse e invertir tiempo en ello o invertir en que alguien más lo haga”, señaló el organismo.

A partir de este 2018, la única factura válida es la que se realice con la versión 3.3, que inició su vigencia desde julio de 2017.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que en caso de que exista un posible error o discrepancia al registrar la clave de unidad de medida y/o clave de producto o servicio en la nueva factura, no se considerará infracción hasta el 30 de junio de 2018 y que el proceso de aceptación para cancelar facturas entrará en vigor el próximo 1 de julio.