Pemex vendió barato el proyecto energético ‘más ambicioso en la historia de México’
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pemex vendió barato el proyecto energético ‘más ambicioso en la historia de México’

COMPARTIR

···

Pemex vendió barato el proyecto energético ‘más ambicioso en la historia de México’

El 45 por ciento de las importaciones de gas natural se efectúan por el ducto 'Los Ramones Fase I', del que Pemex dejó ir su participación, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación.

Daniela Loredo
26/09/2018
Gasoducto 'Los Ramones I' tiene una longitud de 114 kilómetros, que va de Camargo, Tamaulipas, y cruza hasta llegar a Nuevo León.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Sin justificación aparente y con un precio por debajo de su valor comercial, Pemex dejó ir de sus manos su participación en 'Los Ramones Fase I', indicó un reporte de la Auditoria Superior de la Federación.

El que fue calificado como el proyecto energético ‘más ambicioso en la historia de México’, por Emilio Lozoya Austin en su rol de director general de Pemex en 2014, fue desincorporado en 2016.

El reporte detalla que la desinversión de Pemex-Gas y Petroquímica Básica (PGPB), hoy Pemex Transformación Industrial (PTRI), del consorcio Gasoductos de Chihuahua (GdC) con quien compartía 50 por ciento con IEnova Gasoductos Holding, representó pérdidas para la petrolera en términos financieros.

En septiembre de 2016, IEnova pagó mil 143.8 millones de dólares, 14 por ciento menos de lo que una institución financiera contratada por Pemex, no identificada en el reporte, valuó en mil 325 millones de dólares.

La diferencia de 182 millones de dólares no solo representó una pérdida económica para las arcas de Pemex, sino que implicó la renuncia a un ‘activo productivo’ tal y como lo calificó un consejero independiente del Comité de Estrategia e Inversiones (CEI) en la sesión extraordinaria número 893, de acuerdo con el mismo reporte.

La empresa del Estado planteó en 2015 una estrategia de desinversión, bajo la premisa de que Gasoductos de Chihuahua (GdC) era un “activo no estratégico y, por tanto, se podrían obtener recursos mediante esa operación e invertirlos en proyectos de alto rendimiento”; sin embargo, el reporte asentó que los recursos ingresaron a una cuenta de Pemex y se integraron al flujo de efectivo de operación sin ninguna partida especial.

Cuestionado por el tema, Ross Wyeno, analista senior de S&P Global Platts señaló que el proyecto representa uno de los corredores de importación más importantes ante la dependencia del país con EU.

México importa de varios gasoductos distintos, pero el gasoducto de Los Ramones es el corredor de importación más grande, representando 2 mil millones de pies cúbicos al día, o un 40 a 45 por ciento de todas las importaciones de los gasoductos”, explicó Wyeno recientemente en entrevista.

Por otra parte, Eduardo López, exanalista de EY, señaló que la operación para la petrolera “tuvo mucho sentido porque monetiza activos”.