Economía

Pemex vendió astillero en España, por el cual es investigado Emilio Lozoya

El astillero Hijos de J.Barreras, ubicado en la ciudad de Vigo, fue adquirido por la petrolera en el 2013, cuando Emilio Lozoya era director de la petrolera mexicana.

Petróleos Mexicanos (Pemex) vendió el 51 por ciento de las acciones que poseía en el astillero Hijos de J.Barreras, que adquirió en el 2013 durante la gestión de Emilio Lozoya.

En mayo pasado, PMI Holdings B.V., una de las filiales de la petrolera, transfirió a Cruise Yacht Yard los derechos económicos que poseía sobre el astillero a cambio de 5.1 millones de dólares, según información vertida en un informe enviado a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

La transacción, dice Pemex, le resultó en una ganancia de 833 millones de pesos.

"PMI ya no controla a HJ Barreras y ya no se consolida en nuestros estados financieros consolidados al 31 de mayo de 2020", se lee en el reporte enviado por Pemex a la SEC.

El astillero, ubicado en Vigo, una ciudad al noroeste de España, fue adquirido por Pemex en noviembre de 2013. Su función es la construcción de buques de acero de gran tonelaje.

La compra fue aprobada por el consejo de administración de Pemex, a petición de Emilio Lozoya Austin, a pesar de la mala situación financiera del astillero, que en ese momento estaba al borde de la quiebra.

La Unidad de Inteligencia Financiera -dijo hace unos meses su titular Santiago Nieto- mantiene una investigación abierta en contra de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, por la adquisición del astillero, que, según Nieto, causó pérdidas de 50 millones de euros a la petrolera.

El resultado de esta investigación se sumará a las denuncias ya presentadas en contra de Lozoya Austin, quien próximamente será extraditado a México, por la compra de Fertinal y el caso Odebrecht.