Pase lo que pase con el Brexit, estos son los 11 sectores en los que ya afecta a Gran Bretaña
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pase lo que pase con el Brexit, estos son los 11 sectores en los que ya afecta a Gran Bretaña

COMPARTIR

···
menu-trigger

Pase lo que pase con el Brexit, estos son los 11 sectores en los que ya afecta a Gran Bretaña

bulletAnte un entorno 'inquietante', aspectos como los negocios, los medios de comunicación y hasta la agricultura han resultado 'golpeados' ante la separación de la Unión Europea.

Bloomberg /Joe Mayes
13/03/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La votación de Gran Bretaña para abandonar la Unión Europea ya ha tenido un costo, independientemente de lo que pase con el Brexit. Algunos de los daños son tangibles, como los empleos, la inversión y el capital; otros, no tanto, como la influencia internacional y el talento.

La nueva derrota de la primera ministra, Theresa May, en el Parlamento el 12 de marzo deja a Gran Bretaña con la necesidad de retrasar el 'divorcio' con el bloque económico.

Sin embargo, la UE debe estar de acuerdo, y los funcionarios de Bruselas han advertido que no habrá más renegociaciones.

Mientras tanto, la amenaza del dolor económico todavía se cierne sobre el país. El estancamiento político sigue tan arraigado como siempre, incluso después de que el Parlamento también votara para evitar dejar la UE sin un acuerdo.

Este es un resumen de las áreas más afectadas hasta ahora.

La votación para abandonar la UE en junio de 2016 le ha costo al Reino Unido aproximadamente 800 millones de libras (mil millones de dólares) por semana, o aproximadamente 2 por ciento de su producción económica total, comentó el mes pasado Gertjan Vlieghe, del Banco de Inglaterra.

El optimismo entre las empresas está en su nivel más bajo en siete años, según Lloyds Banking, y las compañías han registrado el declive continuo más largo de las inversiones desde la crisis financiera hace una década. No toda esta inversión será recuperada, incluso si hay un proceso de salida sin problemas, advierte el Banco Central.

La libra ha caído más de 10 por ciento frente al euro desde que Gran Bretaña votó para abandonar la UE. Eso ha incrementado el costo de los bienes y los servicios importados, aumentando la inflación y erosionando el poder adquisitivo de los consumidores.

Mientras tanto, los exportadores británicos no han logrado aprovechar la libra más débil para aumentar su cuota de mercado.

El dinero y los trabajos están abandonando Londres, dado que las compañías financieras más grandes del mundo reorganizan sus operaciones europeas para proteger sus negocios.

De acuerdo con personas familiarizadas con el tema, cinco de los bancos más grandes que buscan prestar sus servicios en la UE están transfiriendo 750 mil millones de euros (857 mil millones de dólares) de activos a Fráncfort.

Han tenido que mover capital a fin de obtener la aprobación continental para continuar brindando servicios en todo el bloque.

Aunque menos banqueros de lo estimado inicialmente han salido de Londres, hay movimientos. Los bancos más grandes del mundo han descrito planes para transferir varios miles de empleados a ciudades como París, Dublín y Madrid.

Es probable que esos movimientos de personal sean irreversibles, según TheCityUK, un grupo de cabildeo.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas, la migración neta de la UE a Gran Bretaña ha caído a su nivel más bajo en una década.

Eso afecta la industria hotelera, la agricultura, la construcción y el Servicio Nacional de Salud, que se enfrentan a la escasez de mano de obra y tradicionalmente han dependido de los trabajadores de la UE.

El dinámico mercado laboral del Reino Unido está mostrando signos de inquietud por el Brexit, y el número de personas ubicadas en empleos permanentes cayó en enero, por primera vez desde la votación de 2016 para abandonar el bloque económico.

Luego está la educación superior. Muchos están preocupados por el impacto en la inscripción de estudiantes internacionales, los intercambios interculturales y los programas de aprendizaje dentro de la UE.

Heriot-Watt University en Edimburgo culpó en parte al 'divorcio' por los recortes de empleos en 2017, mientras que la Universidad de Mánchester también mencionó la incertidumbre que rodea la salida de Gran Bretaña cuando anunció la necesidad de reducir costos.

El Brexit está enfriando el mercado de vivienda del Reino Unido. Los agentes inmobiliarios dicen que los precios cayeron durante los cuatro meses previos a enero, por lo que el índice de precios de Royal Institution of Chartered Surveyors alcanzó su nivel más bajo desde 2012.

Las consultas, las ventas y las nuevas instrucciones también disminuyeron en enero, según RICS.

La demanda de propiedad más débil ha afectado a los constructores de viviendas, mientras que la libra débil ha aumentado el costo de los materiales importados y la oferta mano de obra del sector podría verse afectada por un recorte en la inmigración.

El Brexit está formando una tormenta perfecta para los fabricantes de automóviles.

Con la perspectiva inminente de posibles aranceles y cuellos de botella en la oferta, y luchando desde ya con la disminución de las ventas de diésel y un cambio a los carros eléctricos, Jaguar Land Rover anunció que recortaría 4 mil 500 puestos de trabajo, principalmente en el Reino Unido.

Nissan desechó sus planes de construir el vehículo deportivo X-Trail en Sunderland, al noreste de Inglaterra, y Honda dijo que cerrará su única fábrica británica en 2021.

La incertidumbre del Brexit también ha perjudicado la inversión. El gasto de los fabricantes de automóviles en proyectos como modernización de maquinaria y fábricas cayó al más bajo desde la crisis financiera en 2018, según Society of Motor Manufacturers.

Las compañías de medios que dependen de la publicidad, como ITV, la mayor cadena de televisión comercial gratuita de Gran Bretaña, han sufrido porque las empresas recortaron los presupuestos de mercadeo para preservar los márgenes de ganancia.

Bandera de la confianza entre las empresas del Reino Unido, y también bajo la amenaza de Netflix y Amazon, las acciones de ITV han bajado 40 por ciento desde la votación.

Periódicos como The Guardian y el Daily Express también están sintiendo el efecto, mientras que la industria acumula papel de periódico y tinta para protegerse contra la interrupción del Brexit.

Firmas de medios internacionales como Discovery se han reubicado en Europa para garantizar que puedan continuar transmitiendo canales a través de la UE.

Fuente: Reuters

Los importadores han tenido que gastar dinero en almacenamiento e instalaciones adicionales a medida que construyen reservas para el 'divorcio', preocupados por posibles interrupciones en la entrada de mercancías. También están gastando en la construcción de nuevos sistemas de TI para manejar el comercio y han contratado asesores aduaneros.

Los exportadores, como las empresas cárnicas británicas, están empezando a ver cancelados sus pedidos porque los compradores extranjeros no quieren correr el riesgo de que los costos aumenten debido a nuevos aranceles o retrasos en los puertos.

El traslado de la Agencia Europea de Medicamentos a Ámsterdam ha perjudicado la importancia de Gran Bretaña y suscitó preocupaciones sobre posibles retrasos en las aprobaciones de medicamentos. La agencia llevaba 22 años en Londres.

La EMA, que supervisa medicamentos para unos 500 millones de personas, también dejó de asignar trabajo al regulador farmacéutico del Reino Unido, dado que no sabe si las dos organizaciones seguirán colaborando después del Brexit.

Las compañías farmacéuticas han estado gastando dinero para ampliar sus instalaciones de prueba en la UE y salvaguardar su capacidad para comercializar en todo el bloque.

El dinero, argumenta la industria, podría haberse gastado en el desarrollo de nuevos tratamientos.

Los agricultores han reducido el tamaño de los rebaños de ovejas y aplazado la compra de equipos debido a la posibilidad de aranceles de exportación en un brexit sin acuerdo que obstaculizaría el comercio.

También están almacenando lo esencial, como fertilizantes y combustible.

La incertidumbre sobre la libra y la economía han exacerbado una disminución en el papel de la libra esterlina en los mercados crediticios globales.

Las empresas extranjeras no financieras solo vendieron 7 mil millones de libras en notas el año pasado, menos de la mitad de la cantidad emitida en 2017, según datos compilados por Bloomberg.

Las ventas de bonos corporativos denominados en libras también tuvieron su sequía más larga en casi dos décadas a fines de 2018, ya que los prestatarios se alejaron de un mercado sacudido por la incertidumbre del Brexit.

El costo de asegurar los bonos subordinados de los principales bancos británicos también ha aumentado en los últimos meses.

La posición de Gran Bretaña como centro europeo privilegiado para los negocios internacionales ha recibido un golpe.

Las empresas japonesas Sony y Panasonic, la aseguradora Chubb y la firma de cambio de divisas TransferWise se encuentran entre las compañías que han trasladado sus oficinas centrales de la UE o han establecido nuevas filiales.