Economía

Paquete económico es decepcionante; Gobierno no debe ‘satanizar’ el gasto: expertos

El presidente de la Coparmex recordó que el sector privado le ofreció al presidente de México 68 propuestas de reactivación económica, pero no fueron tomadas en cuenta.

El paquete económico para el ejercicio fiscal 2021 ha resultado decepcionante, ya que no está a la altura de los datos duros y crudos que ha dejado la pandemia, señaló este martes Rolando Cordera, profesor Emérito de la Facultad de Economía de la UNAM.

"La coyuntura actual mexicana requiere mucho mayor gasto público, el gasto privado no puede darse en la magnitud que se requiere, hay que gastar más, si eso implica aumentar el déficit no deberíamos satanizarlo como tal, la deuda es una variable de la macroeconomía que se puede dejar atrás en medida que la economía crezca y se generen más recursos fiscales", explicó.

El académico señaló, durante su participación en la edición 18 de la México Cumbre de Negocios, que el endeudamiento se ha convertido en un tema tabú para la actual administración, cuando en realidad es un instrumento que cualquier economía moderna utiliza cuando se requiere.


"Un mayor gasto público que implica un mayor déficit en el corto plazo puede reactivar de inmediato la economía, pero no asegura un crecimiento sostenido, para eso ya requerimos desatar la inversión, necesitamos hablar ya en serio de una reforma hacendaria, fiscal, tributaria y del gasto", puntualizó.

En este sentido, Alberto Chaia, socio director de McKinsey & Company México, coincidió en que el paquete económico ha sido decepcionante, ya que muchos recursos se están destinando a lugares que no van a tener un efecto multiplicador hacia el resto de la economía.

"Hay margen de maniobra en las finanzas públicas para poder incrementar el gasto, se ha hecho un ejercicio responsable del endeudamiento, si vemos lo que el resto del mundo ha hecho, se va a requerir una mayor inversión e incentivos del sector público", indicó.

A su vez, Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) indicó que desde la administración de Peña Nieto ya se venía observando una concentración de recursos en el Gobierno, y con el presidente López Obrador, se aceleró esta tendencia.

"Las participaciones a estados y municipios han venido decreciendo, en promedio, 9.6 por ciento, y este problema se agudiza si incorporamos la desaparición de fideicomisos, vemos un mayor desbalance para el presupuesto de los estados, sobre todo ahora que se necesitan recursos para la recuperación económica", dijo.

El presidente de la Coparmex también recordó que el sector privado le ofreció al presidente de México 68 propuestas de reactivación económica, pero no fueron tomadas en cuenta.